Parque vallado en el Vial, junto a la antigua estación - ROLDÁN SERRANO
INFRAESTRUCTURAS

Columpios cerrados por (falta de) obras en Córdoba

Más de una quincena de zonas infantiles están pendientes de mejoras por parte de Infraestructuras

CÓRDOBAActualizado:

En Córdoba hay más de 150 parques infantiles que dependen directamente de la delegación municipal de Infraestructuras. Zonas de juego de colores brillantes y divertidas estructuras repartidas por los barrios, pensadas para el disfrute al aire libre de los niños y niñas de la ciudad. Sin embargo, el estado de muchos de ellos deja mucho que desear, bien porque no se ha trabajado en su mantenimiento, bien por efecto del vandalismo. Pintadas y restos de botellón ensucian la postal de lo que debería ser un templo para la diversión infantil. Columpios sin columpio sólo conservan el cuadro metálico del que deberían colgar los trapecios. Las cuerdas deshilachadas no invitan precisamente a jugar a ser monos en la selva, mientras los asientos astillados de esos graciosos balancines zoomorfos amenazan con dejar un roto en el pantalón de su joven jinete.

Las certificaciones que deben pasar estas zonas para abrirse al uso son muy estrictas y en determinados casos realmente graves el Ayuntamiento de Córdoba se ha visto obligado a cerrarlas por motivos de seguridad, a fin de evitar que se pueda producir un desgraciado accidente. Uno de estos espacios se encuentra en el Vial, junto al edificio de la antigua estación. El propio estado de la valla que lo protege, vencida y con remaches, da pistas sobre una efectividad cuestionable para mantener alejados no a los niños, sino a vándalos y pícaros. Un aspecto similiar presenta el parque de juegos más cercano al Centro Comercial La Sierra, en la calle Poeta Emilio Prados, donde los eslabones sueltos que cuelgan de la estructura de lo que en su día fue un columpio son el único vestigio del símbolo de la diversión infantil por antonomasia. Otra valla metálica advierte a las familias de que aquel enclave ha dejado de ser, por el momento, el paraíso de juegos para el que fue diseñado.

El cogobierno defiende que heredó áreas de juego deterioradas por la falta de mantenimiento del PP

El PP ha llamado la atención sobre este aspecto y la respuesta de la delegación competente es clara: la edil del ramo, Amparo Pernichi (IU), esgrime que la inversión necesaria para poner a punto todos los parques de la ciudad es tan cuantiosa que las actuaciones se tienen que realizar poco a poco. En concreto, tras la llegada de PSOE e IU al Ayuntamiento en 2015, un diagnóstico de este área municipal arrojó que las obras ascenderían a 800.000 euros. El Consistorio ha venido invirtiendo unos 200.000 euros anuales en la reparación y mantenimiento de estos parques, un extremo al que no se habría tenido que llegar, dice Pernichi, si el PP no hubiera reducido el presupuesto de su mantenimiento durante los años en los que ostentó el poder, motivando el actual deterioro.

La edil popular Laura Ruiz, que fue la responsable de la delegación de Infraestructuras durante el anterior gobierno, critica que la actual delegada deposite la culpa en el equipo de Nieto porque durante los últimos cuatro años han tenido tiempo de sobra, dice, para actuar en los diferentes parques. Ruiz recuerda además que hace más de un año se comprometió a entoldar los parques infantiles con placas solares pero no hay ni rastro de esa inversión, ni tampoco de la que se anunció el pasado verano. Y es que de todos los parques infantiles de la ciudad, 16 están pendientes de las mejoras concretas que anunció Pernichi en agosto del año pasado. Una inversión de 225.000 euros con la que se pretendía actuar en zonas de ocio para niños de todos los barrios, con especial incidencia en Levante y la zona Sur. Este paquete de actuaciones aún no ha salido a licitación, pero Pernichi avanzó la pasada semana que actuará con los medios propios de Infraestructuras para reabrir en el mes de marzo uno de los parques que se encuentran cerrados en la actualidad.