Unos corredores durante la Carrera Popular del Puente Romano en Córdoba
Unos corredores durante la Carrera Popular del Puente Romano en Córdoba - RAFAEL CARMONA
ATLETISMO

¿Cómo preparar una carrera de atletismo en tiempo de calor?

Elegir un horario y lugar correcto, la hidratación y saber parar a tiempo resultan claves durante esta época

CÓRDOBAActualizado:

Las altas temperaturas se han dejado notar desde hace unas semanas en la provincia de Córdoba. Pese al intenso calor que precede a la época estival, muchas de las pruebas de atletismo se focalizan en este periodo del año. De hecho, el próximo mes de junio acontecerán la VII Carrera Go Fit, la XVI Carrera Nocturna Trotacalles, la VI Nocturna Memorial Antonio García Granados y la X Carrera Popular Nocturna de Montalbán como más destacadas.

Varias de las citadas carreras coinciden en su desarrollo por la noche, y es que uno de los principales consejos para la preparación de este tipo de pruebas reside en elegir el horario correcto para entrenar. Debido al bochorno existente durante la mañana y la tarde, las últimas horas de la jornada se convierten en el escenario idóneo para salir a correr. Además del cuándo, seleccionar el lugar más factible debe ser una premisa a tener en cuenta. Un parque, gracias a su vegetación, diversas zonas de sombra y fuentes, es el propicio.

Porque un corredor nunca puede olvidar hidratarse de la mejor manera posible. De hecho, un error muy típico es ralentizar la ingesta de líquido al no tener sed. Lo recomendable sería beber pese a no necesitarlo, ya que durante el ejercicio físico se perderá gran cantidad de líquido y el cuerpo no rendirá de la mejor manera. La fatiga, provocada por la elevada temperatura corporal, tiene su origen también en un excesivo calentamiento previo. Los músculos se calientan más rápidamente que en el invierno, por lo que sería conveniente adaptar los ejercicios anteriores a esta actividad.

La ropa de entrenamiento es otro factor a tener muy en cuenta. Lo ideal sería llevarla amplia y transpirable de colores claros. Dentro del equipamiento no puede faltar tampoco una gorra con la que proteger la cabeza y unas gafas que faciliten la correcta visibilidad. En determinados momentos también resultaría aconsejable mojar alguna prenda para refrescar el cuerpo y emplear protección solar para no dañar la piel.

Pero, sin lugar a dudas, el principal consejo se basa en saber cuándo hay que parar. El afamado «golpe de calor» se da con frecuencia y empieza a reconocerse con síntomas tan propios como el dolor de cabeza, el cansancio excesivo, náuseas o la desorientación. Al llegar a casa, la toma de una bebida para recuperar fuerzas y dar un tiempo hasta la ducha resultan esenciales.

Por último, los atletas recomiendan practicar diversos deportes para no centrar todo el entrenamiento en la carrera física. Desde el fútbol o el baloncesto a otros como la natación o sesiones de gimnasio más livianas se encuentran entre las más destacadas.