Turistas en el centro de Córdoba
Turistas en el centro de Córdoba - Álvaro Carmona
Urbanismo

Competencia da otro varapalo a la GMU de Córdoba: los aparejadores sí pueden visar viviendas turísticas

La CNMC considera que para un cambio de uso no es necesaria la intervención de un arquitecto

CórdobaActualizado:

El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Córdoba (COAAT) cuenta con el apoyo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el pulso que mantiene con la Gerencia de Urbanismo de Córdoba por los visados a las viviendas turísticas.

La Gerencia sólo permitía hasta ahora que dichos visados para las viviendas turísticas (necesarios para obtener los permisos de ocupación) fueran concedidos por los arquitectos. Según un comunicado del COAAT, «la Gerencia Municipal de Urbanismo de Córdoba denegaba sistemáticamente la habilitación legal de los aparejadores y arquitectos técnicos para la emisión de estos certificados, reservando dicha actividad a los arquitectos en exclusiva». Por ello, el colegio pidió la intervención de la CNMC, atendiendo a los requerimientos de dos de sus colegiados.

La CNMC cuestiona, en primer lugar, los requisitos concretos de cualificación profesional en que se basa la Gerencia, que no están amparados por ninguna normativa, ni siquiera la local. Niguna de las normas que cita la CNMC «prevén expresamente la restricción impuesta en los requerimientos», según indica su resolución.

Pero además, la CNMC considera que para el caso concreto de las dos quejas interpuestas, los aparejadores estaban validando un cambio de uso en las viviendas, que pasaron de residencial a turístico, y no la construcción de una obra nueva. Y para eso, viene a decir la CNMC, no es necesario que se presente un arquitecto.

La negativa de la Gerencia a permitir que los aparejadores o arquitectos técnicos visen las viviendas turísticas se enmarca en la intención del área que preside Pedro García de frenar el auge de este tipo de alojamientos en la ciudad, muy criticado por determinados sectores economómicos y sociales de la ciudad. Urbanismo no ha conseguido aún dar con la fórmula, y eso que lo ha intentado incluso con una ordenanza que no cuajó.

El dictamen de la CNMC no es vinculante, tal como recuerda el propio COAAT, pero sí presenta recomendaciones en el sentido de permitir que los aparejadores o arquitectos técnicos visen las viviendas turísticas.