El alcalde, José María Bellido, saluda a los concejales de Ciudadanos en el Pleno de investidura
El alcalde, José María Bellido, saluda a los concejales de Ciudadanos en el Pleno de investidura - Valerio Merino
Política

Los concejales de Córdoba renuncian a subirse el sueldo un 3,7% ante la falta de acuerdo

Los grupos municipales tienen ya casi cerrado el acuerdo para los liberados tras las tensiones en el PSOE

CórdobaActualizado:

La corporación municipal ha renunciado a la propuesta inicial de subir el sueldo un 3,7 por ciento tras constatarse la ausencia de un consenso para esta medida que pretendía paliar parcialmente la pérdida de poder adquisitivo tras varios años de salarios congelados. El acuerdo final, pendiente de matices, contempla solamente que se aplique lo que PSOE, IU y Ganemos contemplaron para los presupuestos del año en curso que asciende a un 2,2 por ciento.

El teniente de alcalde de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, registró ayer un documento que se encuentra parcialmente negociado tras las tensiones internas del PSOE. La dirección provincial llegó a vetar los pactos a los que había llegado el negociador enviado por la portavoz municipal, Isabel Ambrosio, en la estrategia de tensión interna que se vive en los socialistas. Las últimas negociaciones, si hay acuerdo, se desarrollarán por medio de enmiendas al acuerdo, que se conocerá en su integridad hoy.

El gabinete del alcalde estará compuesto, tal y como ocurrió en la anterior corporación, por diez puestos de trabajo. Esa cantidad se tiene que dividir entre los que corresponden al PP (se calcula que siete) y los que caerán en Cs (que serán tres). Los populares tendrán a todos los ediles liberados salvo una de ellas, la empresaria Blanca Torrent, que cobrará una pequeña parte de su sueldo dado que tiene actividad privada. Además, los populares tendrán seis personas en su grupo municipal que trabajarán con el personal de Alcaldía. Sin tabiques.

El reparto se ha realizado en función de los votos recibidos. Así, Vox tendrá una concejal liberada y dos personas de apoyo. Podemos ha optado por liberar parcialmente a su portavoz, Cristina Pedrajas, que renuncia a parte de su salario en favor del segundo concejal, Juan Alcántara, quien a su vez renuncia a lo que le correspondería por asistencia a Pleno. IU tendrá a dos ediles con plena actividad política (Alba Doblas es portavoz en la Diputación) y dos personas para su apoyo. El acuerdo tendrá que dilucidar qué categoría laboral tiene cada trabajador para cerrar el acuerdo definitivo ya que un asesor tiene un salario superior al de un administrativo.

En el PSOE es donde las cosas estaban más complicadas. El plan inicial era liberar a un edil por la Diputación, Víctor Montoro; y liberar a cinco ediles, entre ellos la portavoz, dos de los cuales no tendrían salario completo (un 75 por ciento). La tesis principal es que los dos pesos pesados de la lista a las municipales, Manuel Torralbo y Maribel Baena, regresarán a sus empleos en la Universidad y la Junta. Si se ponen al final de acuerdo, tendrán cinco personas de apoyo.