Rosalía a su paso por el festival Primavera Sound
Rosalía a su paso por el festival Primavera Sound - EFE/Paco Amate
CULTURA

El concierto de Rosalía, una «oportunidad perdida» para el sector turístico de Córdoba

El sector hotelero critica que la mala gestión del evento haya frustrado las posibilidades de atraer visitantes

CÓRDOBAActualizado:

La Noche Blanca del Flamenco es, desde su creación, un evento de carácter localista, provincial si se quiere. Las calles de Córdoba se llenan de gente de Córdoba y los municipios cercanos, atraídos por una velada flamenca y gratuita que se extiende hasta el día siguiente. El evento suele reunir en su programa a grandes nombres del flamenco. Miguel Poveda, Niña Pastori, José Mercé, Sara Baras, Enrique Morente o su hija Estrella son algunos de los nombres que han pasado por las tablas de la cita, que suma doce ediciones y en las que siempre ha habido hueco para la experimentación y las propuestas que ponen de uñas a los flamencos puristas pero hacen las delicias del público más generalista.

Nunca ha contado, sin embargo, con un concierto como el que se prevé en la medianoche del próximo sábado 15 de junio. Rosalía es un fenómeno pop mundial que lidera listas de éxitos en todo el mundo. Está en los titulares día sí y día también, cosecha fans de todas las edades y artistas consagrados, flamencos y no flamencos, se han rendido a sus pies. La oportunidad de tenerla en Córdoba es única y por este motivo, dada la proyección internacional de la artista, el sector turístico está atendiendo con frustración al transcurso de los acontecimientos que rodean al concierto.

Jóvenes con las entradas del concierto
Jóvenes con las entradas del concierto - R. C.

«Una ocasión perdida». Así lo definen desde las asociaciones de la hostelería, el turismo y el hospedaje, que creen que el Ayuntamiento de Córdoba está tirando por la borda la posibilidad de que un evento con la potente inversión municipal que tiene detrás (más de 300.000 euros) revierta realmente en la economía de la ciudad y en su proyección como destino cultural. La oportunidad para poner la Noche Blanca del Flamenco en el mapa de la cultura nacional y mundial está siendo desperdiciada, a pesar de que el evento se presentó en Fitur con vocación de reclamo turístico.

Desde Hostecor, su presidente, Francisco de la Torre, afirma que el potencial turístico del evento se ha desperdiciado desde el primer momento, cuando el edil de Cultura, David Luque, manifestó que se trataría de priorizar a los cordobeses para el acceso a un concierto que es gratuito pero de aforo limitado. Contrasta la gestión de la Noche Blanca, dice, con la que se ha realizado en Río Mundi, que a su juicio sí ha servido para atraer a un importante número de visitantes con una programación nutrida y abierta. Eso es lo que reclama el visitante y lo que el sector lleva tiempo pidiendo a los agentes públicos: promoción y una oferta cultural atractiva.

Desde Aehcor, su presidente, Alejandro Navarro, es tajante al declarar que con la gestión del concierto de Rosalía se va la oportunidad de vender Córdoba más allá del mes de mayo. «La Noche Blanca del Flamenco es un evento genial y es una pena que no se conozca fuera de Córdoba», lamenta. En cambio, según el respresentante de los empresarios del hospedaje, una «idea brillante» como es la de traer a Córdoba a la artista del momento «se nos está volviendo en contra porque la repercusión del evento está siendo más negativa que positiva».