Conducción de agua en el Genil Cabra
REGADÍO

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir prevé mantener la misma dotación de regadío que en 2018

Las aportaciones podrían situarse en torno a los 1.100 hectómetros cúbicos y dependerán de cómo vayan las lluvias

Actualizado:

La directora técnica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Nuria Jiménez, asegura que «los embalses de regulación general, que son los que dan agua para el riego, tienen unos niveles mejores que en 2018, pero que hay que tener en cuenta que el primer trimestre del año hidrológico» —comienza el 1 de octubre— «ha sido más bien seco, por lo que se puede hablar de un escenario normal, pero no excelente».

Jiménez informa de que con la situación actual, las dotaciones para el riego podrían situarse en torno a los 1.100 hectómetros cúbicos, la misma cifra que se aprobó en mayo de 2018. No obstante, recuerda que son estimaciones que podrían variar al alza o a la baja según lo que llueva en lo que resta de invierno y en la primera parte de la primavera.

La situación de hace un año

Hay que recordar que hace un año la situación era crítica al encontrarse los pantanos al 28 por ciento de su capacidad, de modo que las previsiones eran que los regantes no contaran con más de 600 hectómetros cúbicos para sus plantaciones, aunque esta realidad cambió súbitamente a partir de marzo cuando se registraron lluvias en unos niveles anormalmente altos.

La situación de Córdoba no es la mejor de la cuenca, ya que solo supera a Jaén, que está al 48,4 por ciento. Las presas de Huelva llegan al 79,3 por ciento, las de Sevilla, al 72,4 por ciento, las de Granada, al 50,4 por ciento y las de Ciudad Real, al 86,4 por ciento. Los embalses con las mejores cifras son los de Guadañuno (80,1%), Sierra Boyera (77,4%) y Guadalmellato (76%).

En el lado contrario están La Breña (32,4%) y El Arenoso (37,3%). Iznájar, que es el pantano más grande de Andalucía, se encuentra a algo más del 56 por ciento.