Un acto de presentación de la Policía Local de Córdoba
Un acto de presentación de la Policía Local de Córdoba - ROLDÁN SERRANO
POLÍTICA MUNICIPAL

El Consistorio de Córdoba reconoce un déficit de 135 agentes en la plantilla de la Policía Local

Desde 2010 no se incorporaban agentes de una convocatoria pública con la rémora de las jubilaciones desde entonces

CórdobaActualizado:

La Policía Local está bajo mínimos de efectivos. Es la herencia de anteriores mandatos que trata de gestionar el actual equipo de cogobierno de Partido Popular y Ciudadanos. 345 agentes forman la plantilla, más los siete flamantes nuevos miembros que acabaron con unas semanas de desasosiego. Las cuentas no salen, partan del Consistorio, de los sindicatos o de las diferentes recomendaciones nacionales y europeas.

Los siete policías, de ellos una mujer, que se incorporaron ayer al servicio suponen un granito de arena. En nada mejoran la ratio idónea. Según el delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, el cuerpo de Policía Nacional tiene un 1,06 por cada 1.000 habitantes, si bien a Córdoba le correspondería disponer de un 1,5. Conclusión: el número de agentes debería ser de 487. Faltan 135.

«La seguridad no era prioridad del anterior gobierno, hubo un abandono absoluto y generalizado» de la Policía Local. Nos hemos encontrado un área con una situación bastante delicada», afirmó Torrico.

La Federación Española de Municipios y Provincias ( FEMP) recomienda que haya un Policía Local por cada 667 habitantes. A Córdoba, con 326.000 habitantes, le corresponderían 488. El cálculo oficial del Consistorio.

Peor panorama propone la Directiva de la Unión Europea, que sugiere 1,8 policías locales por cada 1.000 habitantes, es decir, 1 policía cada 556. La aritmética da 586. El cupo genera una carencia de 236 efectivos.

Contratiempos

Los contratiempos han sido costumbre en la última década. Por supuesto, también los han sufrido los siete nuevos policías. «Un trámite exprés» del Consistorio desbloqueó los expedientes administrativos.

Tras aprobar las oposiciones, y después de diez meses de formación, los agentes concluyeron el curso de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) el 19 de julio. Las vacaciones que les correspondían acabaron el viernes 16 de agosto.

Desde 2010 no se incorporaban policías locales a la plantilla. Los siete que cumplieron con el acto protocolario en el Consistorio rompen la sequía. Pertenecen a una convocatoria pública de diciembre de 2016 de 14 plazas. Dos años y nueve meses han transcurrido para que sus nombres aparezcan en la hoja de servicios. Una eternidad para el cúmulo de jubilaciones. Desde ese mismo 2010 han finalizado su carrera 82 policías, según diversas fuentes sindicales.

La aprobación anunciada el pasado 6 de agosto de una oferta de 15 plazas en comisión de servicios pretende taponar algo la sangría. La gran oferta pública es la publicada en el BOP el pasado 5 de julio con 97 plazas (79 de turno libre y 18 de movilidad). Estarán operativos en la calle, como mínimo, el último trimestre de 2020.