Imagen de uno de los «lofts» de Injupisa adaptados para personas con discapacidad
Imagen de uno de los «lofts» de Injupisa adaptados para personas con discapacidad - RAFAEL CARMONA
Mercado inmobiliario

Aumenta la conversión de locales vacíos en viviendas adaptadas o para «singles» en Córdoba

El Colegio de Arquitectos señala que en el último trienio se visaron 100 proyectos, y de 2013 a 2015 fueron 29

CórdobaActualizado:

Los locales reconvertidos en viviendas, especialmente dirigidos a mayores, personas con discapacidad o jóvenes, van haciéndose un pequeño hueco en el mercado inmobiliario cordobés.

La documentación de las comisiones de licencias de la Gerencia Municipal de Urbanismo, revisada por ABC, así lo constata. Solamente en los meses de julio, agosto y septiembre se contabilizan hasta 23 expedientes para permisos de adaptación de locales, o cambio de uso de éstos, a vivienda, divididos entre iniciativas de empresas y particulares. En el primer semestre, fueron catorce.

Las cifras del Colegio de Arquitectos también reflejan un mayor tirón de esta modalidad de vivienda, aunque con mayor recorrido temporal. Si 2015 se saldó con 20 proyectos visados de cambio de uso de local comercial a vivienda -son cifras de la capital y el resto de la provincia, aunque casi todas pertenecen al primer ámbito- y se venía de un 2014 con nueve y un 2013 con ninguno, en el trienio actual la tendencia ha cambiado completamente.

En 2016, fueron 42 las actuaciones de este tipo selladas y en 2017 sufrieron un descenso a 37. En el presente ejercicio, hasta septiembre, se contabilizan 21, con lo que «estamos más o menos como el año pasado», explica el decano del Colegio de Arquitectos de Córdoba, Juan Eusebio Benito. Es decir en el último trienio, aún incompleto, se dieron un centenar de visados de este tipo, mientras que en el periodo 2013/2015 fueron 29.

En cuanto a los motivos de que estén ganando peso el máximo responsable del Colegio de Arquitectos cree que «se debe a que no hay una demanda fuerte de locales comerciales, pero sí la hay de viviendas de alquiler». No obstante, apunta que los hogares habilitados en locales son un «nicho pequeño» del mercado inmobiliario de la capital.

El perfil de los clientes de Injupisa para este tipo de viviendas se divide en dos bloques. En el caso de los hogares adaptados, los usuarios son «personas con discapacidad y de la tercera edad». En cuanto a los no adaptados, se alojan en ellos jóvenes, personas que viven solas («singles»), parejas o trabajadores venidos de fuera y que permanecen temporalmente en la ciudad. Esta inmobiliaria sólo oferta sus «lofts» o viviendas compartimentadas en antiguos locales comerciales en alquiler, que oscilan entre los 400 y los 590 euros, dependiendo de los metros cuadrados del hogar.