Una pareja de jóvenes turistas se fotografía con el Puente Romano y la Torre de la Calahorra al fondo
Una pareja de jóvenes turistas se fotografía con el Puente Romano y la Torre de la Calahorra al fondo - V. Merino
ECONOMÍA

Córdoba, única gran capital turística andaluza que perdió viajeros y pernoctaciones en 2018

Su retroceso (-5,4%) choca con las subidas en Granada (4,7%), Málaga (2,2%) y Sevilla (2%)

CórdobaActualizado:

El turismo en la ciudad de Córdoba quebró su tendencia alcista de los últimos ocho años al caer en 2018 los viajeros alojados en hoteles, hostales y pensiones (-5,4%) y sus pernoctaciones (-3,1%). Los visitantes se quedaron en 959.648 y las noches de alojamiento en 1,57 millones. La evolución negativa preocupa más al observar que las otras tres grandes urbes turísticas de la región, Granada, Sevilla y Málaga, sí cerraron el año en positivo.

El edil de Turismo, Pedro García (IU), viene restando importancia a este descenso, que se veía venir a lo largo de 2018, alegando que los viajeros que pierden los hoteles, hostales y pensiones -es lo que mide el INE en las estadísticas facilitadas ayer- se compensan con los que llegan a la capital y se quedan en pisos turísticos, que viven un boom en Córdoba.

Pero el argumento pierde consistencia cuando se observa que las otras tres grandes urbes turísticas andaluzas, donde también hay un auge de esa forma de alojamiento, sí han logrado ganar visitantes y pernoctaciones hoteleras.

El mejor comportamiento en viajeros lo protagonizó Granada -la única de las cuatro que saldó 2017 con descenso en los dos indicadores analizados-, que contabilizó 1,86 millones de visitantes alojados en hoteles, hostales y pensiones. Esa cifra implica un alza interanual del 4,7%.

En Málaga, el incremento fue del 2,2%, con lo que la cifra de viajeros se situó en los 1,37 millones. Por último, Sevilla sumó 2,67 millones de turistas, lo que supone un aumento del 2%.

En las pernoctaciones, la evolución más positiva la registró la capital de la Costa del Sol, con un crecimiento del 6%, con lo que contabilizó 2,63 millones de noches de alojamiento hotelero. Detrás se situó Sevilla, con un crecimiento del 5,6% -5,5 millones de pernoctaciones-. Por último, la capital nazarí tuvo un crecimiento del 3,1% y registró 3,36 millones de noches de alojamiento.

Las otras tres grandes urbes turísticas de la región, además, aumentaron sus visitantes y pernoctaciones tanto de nacionales como de extranjeros, a diferencia de lo sucedido por estos lares. Especialmente destacado fue el crecimiento de las noches de alojamiento de los foráneos que tuvo Sevilla (7%).

Córdoba pierde atractivo entre los extranjeros, pese a que estos cuatro enclaves andaluces se promocionan conjuntamente en el exterior.