Conferencia de Alfonso Guerra en la fundacion Cajasol
Conferencia de Alfonso Guerra en la fundacion Cajasol - J. M. SERRANO
DESDE SIMBLIA

Cosas de Guerra

Alfonso Guerra dice ahora cosas que resultan sensatas a los oídos de quienes abominaban hace años de sus astracanadas

Actualizado:

Desde hace unos años a esta parte, no muchos -vienen a coincidir con su salida como diputado del Palacio de la Carrera de San Jerónimo y el liderazgo de Sánchez, incluido el interregno-, nos encontramos con un Alfonso Guerra que no recuerda a aquel que, desde la vicepresidencia del gobierno, donde según sus propias palabras estaba de «oyente». Aquel Guerra, de los años setenta y ochenta, decía frases verdaderamente lapidarias. Tenía el partido en un puño, aunque ahora afirme que su poder no era tal. Pero decía aquello de que quien se movía no salía en la foto. Efectivamente, todo aquel que no permanecía obediente a sus dictados