La parlamentaria Luz Marina Dorado declara no tener bienes
La parlamentaria Luz Marina Dorado declara no tener bienes - R. Serrano
POLÍTICA

¿Cuál es el patrimonio de los diputados, senadores y parlamentarios de Córdoba?

ABC analiza la declaración de bienes de los 22 representates que van de cero euros a 467.456

CórdobaActualizado:

Los representantes públicos deben ser un reflejo de la sociedad que los elige. Ésa es una clave de la democracia y la declaración de bienes de los diputados, senadores y parlamentarios autonómicos por Córdoba apunta a que así es. Porque el análisis de dicho documento, de obligada presentación por sus señorías al acceder al cargo, apunta en esa dirección. El patrimonio de los 22 representantes de la provincia en las Cortes, que acaban de constituirse, y en la Cámara autonómica indica que el grueso principal de ellos cuentan con una o dos viviendas con hipoteca, automóvil -y en la lista no hay casi cochazos- y con un dinero depositado en el banco que oscila entre los 126 euros y los 69.000. Pero ése es el perfil tipo. Luego, hay representantes públicos con una situación más que desahogada y, en el otro extremo, un pequeño número destacan por su modesta economía.

123
  1. Los más pudientes

    El senador Muñoz declara tres pisos y 467.456 euros
    El senador Muñoz declara tres pisos y 467.456 euros - ABC

    Uno de los casos más llamativos es el del socialista Alfonso Muñoz, que llega al Senado después de una carrera política en Pedro Abad y de una larga trayectoria profesional como funcionario en la Seguridad Social. Posee tres viviendas (una en Huelva) sin hipotecas y dos plazas de garaje en régimen de gananciales, si bien en uno de los pisos declara que no accedió a él por compraventa, sino por herencia y tiene una cuarta parte de él. Además, suma en depósitos en banca 467.456 euros, lo que le convierte en el representante público por Córdoba con más líquido. Por último, es dueño de un Renault Megane de 2011 que compró por 15.000 euros.

    Una situación también cómoda refleja la declaración del congresista socialista y ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, que ha compatibilizado su carrera política con su condición de funcionario (inspector de trabajo). Tiene cuatro viviendas, adquiridas en compraventa, y es el único representante público por la provincia que tiene una en el extranjero (Marruecos), y una plaza de garaje.

    Igualmente, se hizo en 2017, su última adquisición, con un terreno rústico. Tiene sólo un préstamo, con un saldo pendiente de 25.223 euros y que parece ligado a esta última parcela. Su patrimonio lo concentra en ladrillo, porque en el banco tiene 8.653 euros. Por último, posee un Volvo V60 de 2011.

    Con un buen parque inmobiliario cuenta igualmente el parlamentario socialista Jesús María Ruiz, experto en gestión sanitaria, si bien en el presente siglo ha estado más volcado en la vida política. Es dueño, al 50%, de tres viviendas y de otros cinco bienes urbanos (por el valor pueden ser trasteros o cocheras). Dispone, igualmente a la mitad, de 47.912 euros en cuentas bancarias, así como de acciones o participaciones por valor de 12.925 euros. Su patrimonio se completa con un Volkswagen Passat, valorado en 25.000 euros -eso sí, los documentos que completan los representantes públicos son distintos en Cortes y Parlamento y dan información más detallada en el segundo caso-. Sí tiene préstamos activos. Son dos al 50% y suman 239.232 euros.

    En esta nómina brilla igualmente la parlamentaria Rosa Aguilar. La exalcaldesa de Córdoba ha gestionado con cabeza su larga carrera pública. Declara dos viviendas, una en Almería, sin hipotecas. A su cartera inmobiliaria le suma 153.746 euros en cuentas bancarias o un plazo fijo con otros 229.500. Igualmente es propietaria de un Nissan Qashqai, valorado en 8.772 euros.

    El patrimonio en ladrillo de la senadora socialista María Ángeles Luna, funcionaria del SAS que ha ocupado distintos cargos públicos, es igualmente notable. Declara cuatro viviendas, si bien tres son de una herencia y con la fórmula de nuda propiedad (lo habitual en esos casos es que se sea dueño del inmueble en cuestión, pero un tercero tenga el derecho a habitarlo). Dispone de 10.433 euros en el banco y dos seguros, uno de vida (con un valor de 60.000 euros) y otro de ahorro (10.920). Y es dueña de un Volkswagen Polo comprado en 2000. Por último, soporta una hipoteca, al 50%, de 50.557 euros.

    El último caso reseñable es el del parlamentario regional y senador de Cs, Francisco Carrillo. Este joven politólogo cordobés, asesor de peso de la fuerza naranja, evidencia su éxito profesional en su cuenta corriente, donde tiene 286.058 euros. Además, es socio y accionista mayoritario (31% y valor de 20.000 euros) de la Fábrica de Discursos SL.

  2. Los menos pudientes

    Martina Velarde (Unidas Podemos) tiene 19.300 euros en el banco y un coche de 2008
    Martina Velarde (Unidas Podemos) tiene 19.300 euros en el banco y un coche de 2008 - R. C.

    La parlamentaria de Adelante Andalucía (Podemos más IU) Luz Marina Dorado se lleva la palma. Declara que no posee nada. En el documento de este tipo que hizo cuando entró en la lista de esta fuerza para las autonómicas de diciembre, esta joven psicóloga dejó escrita la siguiente frase: «Nada poseo». En la web de Adelante Andalucía, en su perfil como candidata, aseguraba que, como otras personas de mi generación, había trabajado «precariamente» de camarera y profesora. Llegó al cargo en marzo sustituyendo a David Moscoso.

    Es imposible mostrar un patrimonio menor, pero sí es muy exiguo el de la congresista por Unidas Podemos (también Podemos más IU) por Córdoba, Martina Velarde. Esta joven abogada, que en el presente mandato ha trabajado como asesora en el grupo municipal de Ganemos, tiene 19.300 euros en el banco y un Renault Megane comprado en julio de 2008.

  3. El representante tipo

    El congresista del PP Andrés Lorite tiene el 33% de un piso y un coche de 2013
    El congresista del PP Andrés Lorite tiene el 33% de un piso y un coche de 2013 - R. Serrano

    Pero los extremos no son lo habitual entre los representantes cordobeses: lo normal es que tengan uno o dos pisos, hipoteca, un coche (no de alta gama) y ahorros que no son astronómicos.

    Incluso, este perfil habría que matizarlo, porque lo habitual es que tengan una casa -10 de los 22 cargos analizados-. Entre los que tienen dos viviendas, además de la ya reseñada Rosa Aguilar, están el parlamentario popular y exalcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, que arrastra otras tantas hipotecas; la senadora socialista María Jesús Serrano -una es un alojamiento turístico heredado del que le corresponde una pequeña parte y sobre su vivienda habitual aún paga hipoteca-; y el congresista de Cs Marcial Gómez, que tiene, al 50%, un piso en Córdoba y un apartamento en Cádiz -sobre este último tiene un préstamo abierto-.

    Pero también hay quienes declaran estar pagando un piso y poco más. El más claro ejemplo de ello es la parlamentaria de Adelante Andalucía Ana Naranjo, que hasta que logró el acta en las autonómicas de diciembre era una joven profesora interina de Geografía e Historia. Tiene un piso, que está pagando con una hipoteca, y un Dacia Sandero (10.000 euros) por el que también arrastra un préstamo. A esto hay que sumarle que en el banco sólo tiene 126 euros. Y al otro lado del arco ideológico, y en otra cámara, el congresista popular Andrés Lorite declaró el pasado mes, al llegar al cargo, que posee el 33% de una vivienda y de una plaza de garaje y un Toyota Avensis de 2013. Y en el banco cuenta con 6.317 euros.