El activista Jesús Candel, conocido como Spiriman
El activista Jesús Candel, conocido como Spiriman - EFE
TRIBUNALES

Una jueza pide a Facebook y Twitter eliminar los vídeos en los que Spiriman insulta al juez decano de Córdoba

El activista decide dejar la presidencia de su asociación y dedicarse a «su trabajo y su familia»

CórdobaActualizado:

Las medidas cautelares adoptadas por el Juzgado de Instrucción número 6 de Córdoba contra el activista Spiriman son ordenar a Faccebook y Twitter que elimine los vídeos en los que el investigado Jesús Candel insulta al juez decano de Córdoba, Miguel Ángel Pareja, e imponerle una fianza de 3o.000 euros.

La titular del juzgado que ha dictado estas medidas investiga al doctor Jesús Candel «Spiriman» por presuntas injurias y calumnias al juez decano de Córdoba, impone además la prohibición al investigado de subir a estas plataformas cualquier otro vídeo de estas características, según han informado a ABC fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Estas medidas cautelares han hecho que el médico y activista Spiriman anuncie su retirada de la plataforma digital que lideraba, según hizo público él mismo en el día de ayer a través de Facebook. En un extenso y encendido comunicado, se dirigió directamente a la jueza y a «su amiguito y jefe, el juez decano de Córdoba», Miguel Ángel Pareja, contra el que Spiriman tuvo duras palabras en su momento por haber absuelto al jefe de la Policía Local de Puente Genil acusado de mantener relaciones sexuales con una joven de 17 años.

La Fiscalía abrió en septiembre diligencias contra el impulsor de la marea blanca por amenazar e insultar gravemente al juez decano a través de un vídeo difundido en las redes sociales. En un vídeo publicado hace dos semanas Spiriman avisaba a sus seguidores de que la Fiscalía le había pedido el pago de 30.000 euros y el cierre de sus cuentas en Facebook y Youtube.

En el comunicado que hizo público ayer, Spiriman se refirió al juez decano y a la jueza que dictó las medidas cautelares para decirles «que lo que han hecho lo pagarán porque los menores no se tocan», en referencia al caso de Puente Genil, en el que el juez consideró probado que el acusado no sabía que la chica era menor de edad. Además, afirma que con las medidas adoptadas la jueza le ha tratado «como el peor de los criminales de este país» y que ello «sentará precedentes en la más descabellada prevaricación judicial que se pueda hacer con un ciudadano que defiende lo que otros quieren ocultan».

Asociación Justicia por la Sanidad

Tras conocer la decisión de «Spiriman» de abandonar la presidencia de la Asociación Justicia por la Sanidad, la junta directiva de la misma ha enviado un comunicado en el que lamentan profundamente la decisión tomada por la jueza y aluden a una presunta «persecución a la que está siendo sometido», una decisión que la asociación espera que se medite profundamente y la reconsidere.

Las medidas cautelares, a juicio de esta asociación, han sido tomadas en contra del derecho a la presunción de inocencia del doctor Jesús Candel, y atentan gravemente contra sus derechos constitucionales. El auto trata a Spriman, según la asociación, como si de un criminal se tratara, atentando contra la libertad de expresión, uno de los bienes más sagrados del hombre, que es el objeto de la instrucción.

A estos compañeros de Spiriman les sorprende la elevada cuantía que se le impone cautelarmente, 30.000 euros por los supuestos insultos al juez decano de Córdoba.