Dos visitantes contemplan las imágenes de la exposición en Cabra
Dos visitantes contemplan las imágenes de la exposición en Cabra - F. O.
EXPOSICIÓN

El dolor del bombardeo regresa a Cabra en las imágenes de la Biblioteca Nacional

El Teatro El Jardinito muestra las fotografías que tomó Cris Velasco en la misma mañana

CabraActualizado:

Una exposición muestra a los vecinos de Cabra algunas de las espeluznantes imágenes que fueron captadas hace 80 años, cuando tuvo lugar el bombardeo de la ciudad por una escuadrilla de aparatos Tupolev de la aviación republicana. Eran las 7.30 de la mañana del 7 de noviembre de 1938 cuando los aviones dejaron caer más de 2.000 kilogramos de artefactos explosivos que provocaron nada menos que la muerte de 109 personas.

Las imágenes en blanco y negro forman parte de los fondos de la Biblioteca Nacional, obra del fotógrafo ruteño Cris Velasco, y pueden contemplarse en una de las salas del Teatro El Jardinito. De hecho, algunos de los que allí acudieron mostraron su rabia por uno de los acontecimientos más sanguinarios de la Guerra Civil española que durante décadas ha pasado muy desapercibido pese a que el número de víctimas fue casi similar al de Guernica.

Paisaje urbano

Las imágenes muestran el paisaje urbano egabrense que se vio alterado por la barbarie. De hecho, en una de las imágenes captadas desde el Barrio de la Villa se aprecian a la perfección los grandes agujeros que las bombas provocaron en los tejados. También se aprecian los edificios que cayeron en ruinas en la Calle Platerías, Bachiller León o Muñiz Terrones.

Fotografías que muestran la destrucción de muchos lugares de Cabra
Fotografías que muestran la destrucción de muchos lugares de Cabra - F. O.

Uno de los lugares en los que hubo más número de víctimas fue en el mercado de abastos, que era frecuentado por personas para hacer la compra además de comerciantes que nunca volverían a sus hogares. El dolor y el horror se contemplan en los rostros de los heridos y también de los que se salvaron pero perdieron a alguien querido.