SONDEO DATAESTUDIOS PARA ABC

Elecciones Municipales Córdoba 2019 | Ambrosio ganaría con un empate técnico entre los dos bloques

El índice de indecisos (51%) decantará la balanza al final.

La socialista tendría una segunda vía en Cs y a Bellido sólo le vale pactar con la formación naranja y Vox

CÓRDOBAActualizado:

Isabel Ambrosio ganaría las elecciones municipales en Córdoba con poco margen sobre José María Bellido, pero para que la candidata socialista revalide la Alcaldía necesitaría pactar con Izquierda Unida y Podemos, en lo que se ha llamado el bloque de la izquierda, que ahora mismo estaría en un empate técnico con el otro conglomerado a la derecha, que también cuenta con opciones de cerrar el próximo gobierno municipal encabezado por el aspirante popular junto con Ciudadanos y Vox. Eso sí, Ambrosio, dispondría de una segunda vía para mantenerse en el sillón de alcaldesa: un pacto con la formación naranja de Albert Rivera puesto que las cuentas de los quince ediles que dan la mayoría absoluta le saldrían.

Estas son las principales lecturas del Estudio de Percepción Social y Política de Córdoba capital elaborado por la empresa demoscópica Dataestudios para ABC. Con una variable muy significativa que destaca la consultora: el alto índice de indecisos a diez días de la celebración de los comicios locales y que se cifra en un 51 por ciento de los encuestados (seis puntos más que en la entrega de octubre), por lo que entiende que la situación de «empate técnico» que presentarían los dos bloques se podría decantar hacia uno u otro lado en estos días finales de campaña. Otra cosa es la percepción de lo que puede ocurrir, y aquí, los socialistas se llevan el gato al agua porque el 50,2% de los encuestados cree que va a ganar la actual regidora. Sólo un 11% ve claro que será Bellido.

PSOE, la fuerza más votada

Según el voto decidido por los electores encuestados, el PSOE sería la fuerza más votada en Córdoba el próximo 26 de mayo alcanzando entre 9 y 10 concejales (entre dos y tres más de los siete con los que gobierna actualmente en coalición con IU). Obtendría un porcentaje de votos del 27,8 por ciento, lo que representa un aumento de casi cinco puntos frente a la anterior encuesta de Dataestudio para ABC de otoño pasado; siete puntos respecto a las anteriores municipales de 2015 y algo más de punto y medio de ganancia frente a los recientes comicios generales del 28-A, donde los socialistas ganaron en la capital con el 26,1 por ciento de los sufragios emitidos.

El viento de cola favorable de las elecciones generales a la par que la división en el bloque de izquierdas -la eliminación de Ganemos en Común como la frustrada confluencia- impulsan la trayectoria de Isabel Ambrosio, pese a haber presentado un pobre balance de gestión entre 2015 y 2019. Estaríamos ante uno de los mejores resultados, sino el más óptimo, del PSOE en Córdoba capital. La candidata, además, ha tenido que sortear los filtros internos a su lista frente a la tesis oficial en Andalucía de Susana Díaz y ha encontrado apoyo en Ferraz en el paraguas orgánico de Pedro Sánchez.

El PSOE, al alza tras el 28-A, roza el 28% de los votos, siete puntos más que en 2015; el PP cae diez puntos pero remonta desde las generales

En segundo lugar del sondeo quedaría el Partido Popular, que por primera vez desde 2003 no sería la primera fuerza en voto en unas elecciones municipales. José María Bellido lograría entre 7 y 8 concejales, esto es, entre cuatro y tres menos de los 11 con los que los populares se impusieron en 2015 y se mantienen como la formación que lidera la oposición. Recoge el 25,2% de los sufragios. Esto supone tres puntos menos que en el muestreo de otoño y casi diez puntos menos que en los anteriores comicios locales. Eso sí, empieza a recuperarse del batacazo de las generales y crece casi en cinco puntos frente al rácano 20,4% logrado el pasado 28 de abril.

Aquí el viento de cola es desfavorable para Bellido que viene enfrentándose al efecto de Vox respecto a la alforja de votos tradicionalmente en la órbita del PP. Bien es cierto que la participación en los comicios generales fue récord (75%), y que en el ámbito municipal siempre es inferior. Podría estar en torno a un 60 por ciento, aunque la bolsa de indecisos tan alta (51%) obliga a poner en solfa estas estimaciones. La fragmentación del bloque de la derecha no le beneficia aunque en esta campaña apenas hay mensajes para los votantes de la formación de Santiago Abascal, ni tampoco ataques a Ciudadanos. Parece que el aspirante popular ha optado por una campaña en positivo, propositiva y buscando el voto últil como única alternativa a Ambrosio. Ésta, por su parte, sí empieza a aferrarse a asuntos polémicos como el cuadro de la Inmaculada en la Diputación, agitando a un electorado ideologizado como el de izquierdas y arrastrando los «fantasmas» de la ultraderecha para convertirse en la única opción frente al conglomerado que formarían PP, Cs y Vox. Ante sí, José María Bellido tiene otro obstáculo que reseña el trabajo demoscópico: el PP es la formación con más indecisos y menor índice de repetición de voto a cuatro años vista.

Cs es la clave tanto para un pacto a la izquierda como a la derecha, si bien, pierde fuelle tras el 28-A, como le ocurre al partido de Abascal

Ciudadanos, en uno u otro sentido, se convierte en la formación clave de este escenario con matices. Obtiene 5 concejales (tres más de los que posee) y un 15,5% de los sufragios. Eso significa duplicar de manera holgada su cuota de 2015. Le sitúa además en un papel bisagra del que hace gala el partido de Rivera: a derecha y a izquierda. Podría replicar el modelo de la Junta de Andalucía con PP y Vox, pero se abre la puerta a un pacto con el PSOE si su cabeza de lista toca los 10 ediles. Ahora bien, pese a ser la única formación que en Córdoba ha crecido de manera sostenida en las últimas citas con las urnas, frente al 28-A, las siglas naranjas bajan en seguimiento: de casi un 19% a un 15,5%.

Izquierda Unida se mantiene como cuarta fuerza, en una horquilla porcentual que apenas varía desde 2015. Muy lejos de sus tiempos dorados al frente de la Alcaldía. Según el sondeo de Dataestudios pescaría 4 concejales con un 13,5% de los apoyos. Es una foto idéntica a la primera entrega de la encuesta de ABC en otoño pasado. No se puede hacer una extrapolación con las generales porque en esta cita acudieron en coalición con Podemos, pero el partido que encabeza Pedro García, muy contestado en su labor de teniente de alcalde de Urbanismo (uno de los aspectos peor valorado por los cordobeses) y Turismo (de los mejores), parece tener un público fiel.

Ambrosio y García en el debate de candidatos
Ambrosio y García en el debate de candidatos - VALERIO MERINO

Por su parte, Vox irrumpe por primera vez en el arco municipal con una horquilla de 2-3 concejales y un porcentaje del 6,8 por ciento de los sufragios. No estaba en el primer sondeo de la consultora para el periódico y, obviamente, entra con unos buenos resultados que, sin embargo, hay que calibrar. En las autonómicas obtuvo el 12% en Córdoba capital y saltó hasta el 15% en las pasadas generales con un resultado que sembró las dudas en el seno del PP. Pero en esta encuesta retrocede hasta el 7%, lo cual puede indicar un paso de votantes al terreno popular, o incluso a la abstención. Sea como fuere, el candidato de Vox se puede convertir en otro de los interlocutores de la próxima Corporación si cuaja el «pacto a la andaluza».

El último partido que obtendría en este panel representación en el salón de plenos es Podemos, para el que se vislumbra una horquilla de entre 0-1 concejal, por lo que Cristina Pedrajas, su cabeza de cartel, una debutante en estas lides, podría meter la cabeza en el Ayuntamiento. Llegan al 5,3% de los votos y tampoco se puede equiparar al 28-A ni a las autonómicas por su confluencia con Izquierda Unida. Frente a los datos de otoño sí ha mejorado en casi cuatro puntos. El sondeo no otorga a Ganemos concejal (tiene cuatro), apenas llega al 2,6% de las respuestas que le conceden los cordobeses, muy lejos de las tres actas que arrojaba el primer sondeo.