El candidato de Vox, Rafael Saco, habla con una familia en el Bulevar
El candidato de Vox, Rafael Saco, habla con una familia en el Bulevar - ÁLVARO CARMONA
PASARON POR ALLÍ

Elecciones Municipales Córdoba 2019 | Centro de Córdoba: Mucho ruido y pocas luces

Vox hace suyas las reclamaciones del comercio sobre la iluminación en una zona que se reivindica, además, como barrio

CÓRDOBAActualizado:

Desde hace ya algunos meses, los comercios de la zona centro de Córdoba lucen en sus escaparates carteles reivindicativos. «Nuestro centro se apaga» es la consigna más repetida entre todas las que pretenden presionar al Ayuntamiento para que introduzca mejoras en iluminación en Cruz Conde y sus alrededores. Desde que se iniciaron las protestas, los partidos de la oposición municipal hicieron suyas esas reclamaciones. También lo hizo, desde las afueras del edificio de Capitulares, Vox, que además tiene su sede en esa arteria comercial. Ahora, en el marco de la campaña para las municipales con las que esperan llegar al Consistorio, las quejas del comercio han mutado en una de sus principales promesas electorales.

El miércoles, la formación de Santiago Abascal eligió precisamente el Centro Comercial para desplegar su pequeño ejército de campaña. El candidato a la Alcaldía, Rafael Saco, acudió junto a varios militantes de Vox a una mesa informativa en el Bulevar del Gran Capitán. «El centro se ha abandonado», explicó el alcaldable, convencido de que el Ayuntamiento de PSOE e IU ha hecho bien poco para mantener el pulso del «centro neurálgico de los negocios, que transmite vida al resto de barrios». Saco cree que las carencias en iluminación artificial hacen del centro un espacio «que no se puede transitar por la noche», por lo que Vox se compromete, si llega a gobernar en Capitulares, a «mejorar el entorno y cuidar a los comercios».

A lo largo de la mañana, a su mesa informativa se acercaron voluntaria y enérgicamente decenas de vecinos. Podría decirse que no es de extrañar, ya que el centro y el norte de la ciudad, feudos históricos del PP, se convirtieron en las últimas elecciones en terreno movedizo con una fuerte irrupción de Vox. La realidad es que en el centro, por su idiosincrasia de zona de comercio y trabajo, no es fácil distinguir al vecino del visitante. En cualquier caso, Saco explica que se han movido, antes y durante la campaña, por todos los barrios. Y la respuesta ha sido buena en cada una de las zonas. «Nos gusta charlar con la gente», explica.

Esa gente, la del centro en concreto, quiere que quede claro que no solo está tras los mostradores de las tiendas. Sara es vecina de la calle Historiador Díaz del Moral y critica que su zona solo salga en los titulares relacionada con el comercio. «Aquí vivimos muchos vecinos y también tenemos nuestras quejas», dice. La principal, el ruido de los pubs nocturnos y el botellón en el que, muchos fines de semana, se convierte la calle cuando se recogen las terrazas. En su casa están hartos, dice, de llamar a la Policía, pero no ven que se actúe contra los bares incumplidores. A pocos metros del centro de operaciones de Vox en el Bulevar, en la terraza de la histórica cafetería Marta, dos jóvenes hacen un impás en su jornada laboral mientras toman un café. Escrutan con la mirada los movimientos de los militantes y colaboradores de Vox y celebran entre risas cuando un ciudadano les rechaza el folleto. «No sé qué propuestas tendrán para Córdoba pero pienso que eso da igual. El que les vote, les va a votar por Abascal y por las cosas que dice», opinan.