Pedro García, candidato de IU a la Alcaldía de Córdoba, durante una entrevista con ABC
Pedro García, candidato de IU a la Alcaldía de Córdoba, durante una entrevista con ABC - Roldán Serrano

ELECCIONES MUNICIPALES CÓRDOBA 2019La mirilla: García y Amazon

En el fondo, puede que el aspirante sea un asiduo a Amazon y lleve tiempo sin pisar la Librería Luque

CórdobaActualizado:

El aspirante García pronunció el pasado lunes una de las frases de la campaña electoral en el debate organizado por la Asociación de la Prensa de Córdoba en el Rectorado de la UCO. Tras haberse esfumado la posibilidad de que el gigante Amazon instalase en Córdoba una planta de distribución de mercancía -preguntó por posibles localizaciones-, opción que sí ha cuajado en Sevilla sin embargo, el candidato de Izquierda Unida y responsable de Urbanismo en la actualidad dijo con el tórax henchido: «Antes que Amazon se instale en Córdoba, que no es la panacea, prefiero que la gente vaya a comprar a la Librería Luque».

Las palabras tienen mármol porque resumen a la perfección lo que este cogobierno ha supuesto para la ciudad en este tiempo. Porque sintetizan el espíritu de burbuja y aislante que ha embadurnado Córdoba en las últimas décadas. La zancadilla autoimpuesta y el bucle melancólico de ver pasar oportunidades como se ven pasar trenes desde una ventana en mitad de la lluvia. Y porque tan compatible es lo uno como lo otro desde el sentido común, el mismo que indica que unos centenares de empleos no vienen mal.

El mensaje del lenguaraz García mostraba, además, varías vías de fuga, tan propias de su aura caricaturesca. Probablemente el ínclito aspirante sea un asiduo a Amazon, sólo hay que observarlo un poco. Seguramente lleve mucho tiempo sin pisar la Librería Luque. Él es más de cultivar el abdomen que el espíritu. Del carbónico que de la gramática y el ensayo. Y dos casas más arriba de los centenarios anaqueles puede dar rienda suelta a sus preferencias por el comercio de cercanía. Aunque líbreme Jeff Bezos de sugerirle a alguien dónde beber palabras y leer burbujas.

La alcaldesa que nunca estuvo en el Ayuntamiento y el señor delegado de Urbanismo y Comercio de Cercanías no son muy de las empresas. En cuatro años han intentado cerrar una con cerca de cien trabajadores, echar al arcén a otra con casi cincuenta y han sido incapaces de abrir una escuela de hostelería que hace falta como el comer. La culpa es de Amazon.