Manifestació de trabajadores de ABB en la planta cordobesa en mayo del año pasado
Manifestació de trabajadores de ABB en la planta cordobesa en mayo del año pasado - Rafael Carmona
Economía

ABB empezará a negociar el ERE con los empleados de Córdoba el 21 de junio

La multinacional suiza ya considera oficial el expediente de regulación de empleo, del que se desconoce el contenido

CórdobaActualizado:

La empresa ABB, que tiene en Córdoba uno de sus principales centros de producción del país, ya ha anunciado la fecha en que comenzará a negociarse el expediente de regulación de empleo (ERE) para reducir la plantilla. Será el próximo 21 de junio, el viernes de la semana que viene, cuando sindicatos y empresa se sienten a una mesa, tal como han confirmado a ABC Córdoba fuentes de la propia ABB. O al menos, ese el día que ha fijado la multinacional, a la espera de conocer la respuesta de los sindicatos.

Aún no se conocen los detalles del expediente que quiere presentar la empresa. De hecho, hasta hoy mismo ABB no consideraba «oficial» la convocatoria del ERE, pese a que los sindicatos ya llevan días anunciándolo. Por tanto, también se desconoce aún de qué manera afectará a la planta cordobesa.

El sindicato vasco ESK, no obstante, ha asegurado que la empresa quiere despedir a 59 trabajadores entre las plantas de Trapagaran (Vizcaya) y Córdoba, sin especificar cuántos corresponderían a cada una. ESK enmarca los despidos en el proceso de venta a Hitachi. «Se pretende hacer una buena limpia antes de que el control de Hitachi sea total», indicaron fuentes del sindicato a Europa Press.

A finales del año pasado, la multinacional japonesa Hitachi anunció la compra de la mayor parte de ABB, incluido el negocio al que se dedica la fábrica cordobesa, la producción de transformadores de potencia para redes eléctricas. En Córdobatrabajan 350 empleados de ABB, que ahora están pendientes del resultado de la negociación del ERE que comienza la semana que viene. Los sindicatos han mostrado su malestar por la falta de información en el proceso de compraventa.

Hace apenas dos meses, la compañía prometió que la venta a Hitachi no afectaría al empleo en España, por lo que tendrá que aclarar los motivos que justifican el actual expediente de regulación de empleo.

Si bien la venta de ABB ya estaba anunciada, aún no es efectiva. Ha sido pues ABB (Asea Brown Boveri, con sede en Suiza) quien ha comenzado el expediente de regulación de empleo, y no Hitachi, aunque se desconoce si la reducción de plantilla fue una condición impuesta por los japoneses para certificar la compra.

Hace ahora un año, los sindicatos ya mostraron su temor a que ABB despidiera a algunos trabajadores tras eliminar una parte de la producción que hasta entonces se realizaba en Córdoba, el corte de acero, que ahora se hace en Turquía, donde los costes laborales son muy inferiores (en algunos sectores se habla de tan sólo una quinta parte de lo que cuesta un trabajador en España). Sólo había cuatro empleados afectados por la medida, que ABB aseguró que no iban a ser despedidos sino recolocados en otras áreas.

El último de los ERE promovidos por ABB fue en julio de 2016. Entonces, la compañía forzó el despido de 120 trabajadores en toda España, de los que seis trabajaban en Córdoba.