Dos personas salen del centro de salud de la avenida del Aeropuerto
Dos personas salen del centro de salud de la avenida del Aeropuerto - Álvaro Carmona
SANIDAD

El fin de la exclusividad beneficiará en Córdoba a uno de cada cinco médicos del SAS

El colectivo celebra la medida que aplicará el Gobierno de PP y Cs, una vieja petición del sector

CórdobaActualizado:

La presidenta del Sindicato Médico en Córdoba, Pilar Bartolomé, ha mostrado su satisfacción por la política sanitaria sellada en el pacto de Gobierno andaluz de Cs y PP, que pasa por eliminar la exclusividad para los profesionales sanitarios de la sanidad pública. Bartolomé recuerda que el complemento de exclusividad fue el resultado de una huelga en el año 1995 y era un modo de compensar la escasez de sueldo. «A día de hoy, en el siglo XXI, es absurdo. Siempre hemos abogado por la máxima: “a igualdad de trabajo, igual salario”», denuncia esta representante de los médicos en Córdoba. En la provincia, esta decisión política del Gobierno que se constituirá en las próximas fechas afectaría en torno a un 20 por ciento de los profesionales.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Bernabé Galán, asegura que es una petición de este órgano colegiado y del Sindicato Médico desde hace años a nivel andaluz. En la provincia de Córdoba, donde hay colegiados unos 3.900 facultativos -ahí están los que trabajan sólo en la privada, en la pública o los jubilados que ejercen en la privada-, la Consejería de Salud ha negado este complemento a unos 468 médicos por compatibilizar su trabajo en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) con labores en el ámbito de la sanidad privada.

Sin embargo, Galán recuerda que realizan el mismo trabajo. «No entiendo las razones que da la Consejería de Salud cuando recoge este complemento. Pretenden que se trabaje en exclusividad para el Sistema de Salud Público, pero a ninguno de estos médicos que cobran más se les hace ir, por ejemplo, por la tarde. Y si lo hacen, como al resto, les pagan aparte», explica. En la sanidad privada trabajan unos mil facultativos, de los que prácticamente la mitad de ellos mantiene su actividad en la privada y en la pública.

Tampoco es comprensible, añade Galán, «que un médico que acabe a las tres de la tarde de trabajar para el SAS cobre menos que otro que sale a la misma hora, y uno se vaya a una clínica privada a pasar consulta y el otro se dedique a gestionar un hotel o una explotación ganadera».

La retribución en cuestión ronda los 865 euros mensuales brutos aproximadamente, pero depende de la categoría profesional y de algunos parámetros más.