El exdirector junto al delegado de Agricultura
El exdirector junto al delegado de Agricultura - ABC
Pozoblanco

El exdirector de la OCA autorizó el traslado de animales sin tener potestad

El caso se complicó cuando una partida de ganado no llegó a su punto de destino

CÓRDOBAActualizado:

La dimisión del director de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) Los Pedroches I, José Miguel Carmona, en contra de la versión oficial, no está relacionada con razones personales sino íntimamente ligada a la investigación iniciada por el Juzgado número 1 de Instrucción de Pozoblanco por un presunto delito de prevaricación. De hecho, hay indicios de que autorizó el traslado de animales inmovilizados pese a no tener potestad para ello.

La denuncia que ha dado pie a la apertura de diligencias, de la que informó este periódico, y que se ha visto reforzada con la declaración de hasta siete veterinarios, se presentó el pasado mes de agosto en la comandancia de la Guardia Civil de Pozoblanco y en ella se recogen episodios que podrían ser constitutivos de un presunto delito de prevaricación, de represalias contra veterinarios y de concesiones a explotaciones que no se ajustarían a la burocracia establecida.

En la denuncia se explica que el entonces director de la OCA autorizó salida de animales de una explotación «firmando guías de origen y sanidad pecuaria de 19 animales tras la negativa expresa de los veterinarios a emitirlas en continuidad de las causas que motivaron la restricción de movimiento de animales». En la misma, a la que ha tenido acceso ABC, se hace hincapié en que para emitir esas guías el director habría hecho caso omiso a la restricciones de salida complicándose el caso cuando, según la denuncia, 11 de esos 19 animales «no llegaron al destino expuesto en guía».

El texto de la denuncia prosigue citando a una de las explotaciones propiedad de la familia cuyos miembros llevaron a cabo dos agresiones a veterinarios. En este sentido, el técnico denunciante alude a que es el propio director el que realiza inspecciones de bienestar animal indicando que lo hace «sin ser inspector veterinario y por lo tanto no tener autoridad para levantar acta». Además, se acusa al director también de «hacer caso omiso» a un oficio del jefe de servicio de Agricultura, Ganadería, Industrial y Calidad que iba encaminada a la inmovilización cautelar de cabezas de ganado en la explotación antes mencionada.