PASAR EL RATO

El farsante

Pablo Iglesias es casta. Vive y se protege como casta. Casta de los que viven a costa de los que han venido a redimir

José Javier Amorós
CÓRDOBAActualizado:

Pablo Iglesias, el secretario general de Podemos, es un pavo real vestido de leñador, que utiliza una vanidad descomunal como suplemento de una inteligencia corriente. Y no es ningún tonto. Pero tampoco ese cerebro deslumbrante que nos venden las televisiones de propaganda, un poco antes de anunciar detergentes y compresas. Que esos sí son productos necesarios para el bienestar de la humanidad. Junto con el divino Sánchez, a Iglesias conviene, más que a ningún otro momentáneo político español, la agudeza de Balzac: «Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir». Iglesias es la prueba de que la publicidad lo puede todo en el mundo de

José Javier AmorósJosé Javier AmorósArticulista de OpiniónJosé Javier Amorós