David Trueba, durante su particiación ayer en la Feria del Libro de Córdoba
David Trueba, durante su particiación ayer en la Feria del Libro de Córdoba
Cultura

La Feria del Libro de Córdoba arranca con David Trueba y su visión del siglo XXI

Las casetas han programado más de 90 actividades

CórdobaActualizado:

La cultura de Córdoba ya late por el bulevar del Gran Capitán. Comenzó al mediodía de ayer la Feria del Libro, que en su edición número 46 reúne a una docena de librerías y más de una decena de editoriales. Más de noventa actividades han comenzado a sucederse en las casetas, y ayer una de las más concurridas fue la presentación del nuevo libro del escritor y cineasta David Trueba, que se titula «Un siglo adolescente».

Se trata de una obra en la que habla sobre los primeros años del siglo XXI, que al ser 19 encajan en la adolescencia, como dice el título. ¿Se ve ya cómo va a ser la nueva centuria? «Sí, se empieza a intuir. Las personas, cuando tienen 50 años, recuerdan mucho al de 16 o 17. Vamos a ver, porque yo creo que se pueden corregir cosas en la gente y también en los siglos, y vamos a ver si enderezamos un poco el rumbo», afirmó el autor.

Hay quien esta etapa la asocia con la rebeldía o la turbulencia, pero David Trueba ve en el siglo XXI una conducta propia del adolescente, que es «el despiste, que la gente anda muy distraída». Por eso se le ocurre el símil del volante: «Cuando más atento estás mejor conduces». Y por eso lo ve normal, porque «aunque parece que no cambia nada, cambian muchas cosas en los principios de siglo, y a la gente le cuesta acomodarse a los nuevos tiempos, a las nuevas formas, y las novedades tecnológicas y de comportamiento tienen que convivir con aquello que siempre ha hecho feliz a la gente». Es decir, que habrá que verlo con el tiempo.

Su antecesor, el siglo XX, dejó un amplio historial de atrocidades, con dos guerras mundiales y varios totalitarismos de funestos resultados. David Trueba advierte de que al menos los conflictos bélicos ya quedan lejos, puesto que la segunda terminó antes de la mitad del siglo. «Las guerras han quedado atrás y las demás han sido siempre como en países lejanos, y eso es peligroso, porque la falta de recuerdo y de perspectiva hace que la gente cometa no digo los mismos errores, pero similares, así que conviene tener el siglo XX para que en el XXI no pase lo mismo», según el director de «Vivir es fácil con los ojos cerrados».