Un vaso de fino en una de las catas de Córdoba
Un vaso de fino en una de las catas de Córdoba - ARCHIVO
GURMÉ

Fino Peseta: Un fino de siempre para siempre

En boca es un vino de entrada muy suave, agradable, algo salino y amargo

CÓRDOBAActualizado:

Es para mí un vino muy sentido, con mucha historia. Desde pequeño ha sido una de las marcas que veía con mi abuelo Antonio cuando me llevaba de paseo, creo que pudo ser mi primer recuerdo aromático en vinos finos, y luego de joven, ¿quién no ha frecuentado las tabernas de Plateros y degustado sus vinos? Pues esos recuerdos tienen un profundo sentimiento ya que hoy es San Eloy, patrón de los plateros, y la Sociedad de Plateros cumple 150 años.

Sociedad de Plateros inició su andadura bodeguera para recaudar fondos y poder así ayudar a viudas y huérfanos del gremio, y tras años custodiando y ofreciendo sus vinos en sus múltiples tabernas, han cedido el testigo y la gran responsabilidad a Manuel Bordallo, de la Taberna Sociedad de Plateros María Auxiliadora, desde donde se continúa ese buen hacer para seguir ofreciendo a Córdoba los vinos de siempre. Todo queda en casa y se asegura la continuidad, un golpe maestro de la actual directiva de la Sociedad de Plateros y de Manolo, que ya era amante de estos vinos y que ahora se convierte en bodeguero apasionado que le caracteriza.