Concentración en Dos Torres contra las agresiones a los veterinarios
Concentración en Dos Torres contra las agresiones a los veterinarios - QUERCUS
DOS TORRES

Los funcionarios reclaman no tratar con los ganaderos de los Pedroches que les agradieron

La Delegación de la Junta asumió las funciones de la Oficina Comarcal Agraria

CórdobaActualizado:

¿Cómo se autoriza a hacer actividades con el ganado a personas condenadas por agredir a veterinarios de la Administración pública? Lo normal hubiera sido que lo hiciera la Oficina Comarcal Agraria Pedroches I, que es a la que le corresponde la zona de Dos Torres, pero no lo pueden hacer porque se habían abstenido el año pasado de cualquier asunto relacionado con la familia en cuestión. Por lo tanto, la decisión se ha de tomar desde la Delegación Territorial de Agricultura.

En abril del año pasado, el personal veterinario de la Oficina Comarcal Agraria Pedroches I solicitó a sus superiores la «abstención para intervenir en cualquier procedimiento administrativo relacionado» con esa explotación y con la familia que se encarga de su gestión. Estos ocho profesionales se remontaban al contrato de arrendamiento rústico entre los tres hermanos pertenecientes a la familia llamada de los Millanes y otra persona. Eso sí, repararon en una cláusula del contrato que contempla «el libre acceso de los arrendadores en todo momento a las naves». Para los veterinarios, era motivo suficiente para sospechar que los arrendadores no se desentenderían de la gestión en favor de la arrendataria.

Amenazas de muerte

Hubo «amenazas reales de muerte» realizados por la familia conocida como de los Millanes a funcionarios públicos de la Oficina Comarcal Agraria. No se quedaron en las palabras: a dos se les agredió y un tercero habría sido objeto de una «presunta tentativa de asesinato», según el escrito presentado por los veterinarios.

El delegado de la Junta de Andalucía, Francisco Zurera, procedió a aceptar la abstención de los veterinarios que firmaban la petición. Eso sí, la abstención afecta a todo el personal veterinario de la Oficina Comarcal Agraria y eso crearía un vacío administrativo que es necesario llenar. Por eso en relación a todo lo relacionado con la familia de Los Millanes, se tenía que dar traslado al Servicio de Agricultura, Ganadería, Industrias y Calidad de la Delegación Territorial de Córdoba de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Incluida la decisión actual de volver a autorizar la explotación.