Ángeles Muñoz y Cristian Menacho, en el juzgado
Ángeles Muñoz y Cristian Menacho, en el juzgado - Rafael Carmona
TRIBUNALES

Guadalquivir Futuro manejó en Córdoba decenas de miles de euros en metálico y sin control

Un informe para el juzgado que lleva el caso refleja que el colectivo tenía una caja boyante y obraba con un caos contable

CórdobaActualizado:

La Fundación Guadalquivir Futuro de Córdoba y las asociaciones satélites ligadas al PSOE eran un buen negocio, un agujero contable y una fuente de problemas con posibilidades de distraer dinero. Esas son las conclusiones principales del análisis contable realizado por un perito para el juzgado de instrucción que lleva el caso.

Es la primera vez que se hace un análisis experto de las cuentas. Y la conclusión es, en primer lugar, que se movieron cientos de miles de euros en muy poco tiempo procedentes de fondos públicos. La segunda, y no menos relevante, que todo ello se hizo sin las más mínimas garantías de que los fondos públicos que se recibían tenían un cierto control.

Una clave es, por ejemplo, el dinero que se utilizaba en caja. El líquido. Todas las organizaciones disponen de cantidades para realizar pagos diarios como el material de oficina. Pero muy pocas tienen en una caja, literalmente, 27.655 euros. El experto asegura que estas cantidades directamente no se conciben para el desarrollo de una actividad normal. De hecho, aseguran que «el riesgo de distraer la caja» es demasiado elevado. Recuerdan los expertos que es un dineral para una actividad que no tiene una actividad de venta al público y que, por ende, precisa de cambio y de dinero para pagos.

En concreto, los gestores de Guadalquivir Futuro, una «empresa familiar» de Ángeles Muñoz y su hijo, Cristian Menacho, ambos responsables locales del PSOE, tenían la costumbre de tirar de pagos en metálico. De hecho superaron en muchísimas ocasiones los abonos que está prohibido realizar, literalmente, con billetes. Que son los que superan los 2.500 euros de vellón. El informa afirma que era práctica normal. «No es usual y se podría decir que es arcaico», asegura el responsable del informe que tiene una conclusión principal. Hubo un auténtico caos contable que impide establecer si de forma diligente las subvenciones públicas generosamente recibidas por las instituciones del PSOE. La ausencia de una contabilidad y de una gestión profesional nunca fue óbice para que se dejase de recibir dinero.

¿Cuánto dinero movieron en Guadalquivir Futuro? Solo es posible conocer dos ejercicios que son los aportados. Y muy parcialmente porque el control contable de entidades como Jóvenes hacia el Futuro o Nuevo Guadalquivir eran meras cáscaras. El experto contable calcula en unos 440.000 euros el dinero recibido en subvenciones en dos años de la Junta, Cajasur, la Diputación y el Ayuntamiento mientras que Jóvenes hacia el Futuro recibió en torno a 180.000 euros.

La mayor parte del dinero entró gracias al polémico plan Emple@ de la Junta mediante el que se produjeron las famosas retenciones obligatorias que ya se han demostrado ilegales. De hecho, las entidades no han podido acreditar por medio de su contabilidad que el dinero que recibieron para salarios fue efectivamente a nóminas para paradas. De hecho, se cree que una parte las pagaron en metálico porque no constan transferencias anexas.