Turistas asiáticos en la Mezquita Catedral de Córdoba
Turistas asiáticos en la Mezquita Catedral de Córdoba - Valerio Merino
SE BUSCA ELEVAR LA CALIDAD DEL SERVICIO

Los guías turísticos de Córdoba, ante un cambio de calado: deberán ser universitarios

Así lo establece la Junta en la reforma de la Ley de Patrimonio, pese a haberlo rechazado Competencia

CórdobaActualizado:

La reforma de la ley de patrimonio de la Junta entra en un asunto sensible del funcionamiento del sector turístico en Córdoba, como en otros territorios donde esta actividad es fuerte: quién puede o no ser guía. La Consejería de Cultura ha incluido en la norma la propuesta de que los profesionales que hagan la difusión de los bienes incluidos en el Catálogo del Patrimonio Histórico (los que enseñen por dentro los monumentos) contarán con «titulación y experiencia» en Arquitectura, Humanidades, Arqueología, Historia, Historia del Arte y Antropología, como preferencias principales.

La actual regulación de esta profesión no es cultural sino turística. Se formalizó en un decreto de la Junta que establece una obligación concreta de contar con unos conocimientos en materia de idiomas así como de interpretación del patrimonio pero no dice en ningún sitio que se tengan que contar con estudios universitarios y experiencia concreta en algunas de las ramas citadas. Lo lógico es que se adquiera por esa vía pero no está codificado que sea de una estricta obligación tenerlos. De hecho, los conocimientos se pueden expresar en unas pruebas de validez que permiten la inscripción en el registro correspondiente. Aparte, es una normativa que reconoce a las personas que vienen de otros lugares con el reconocimiento profesional de sus países de origen, que pueden ejercer en los monumentos andaluces.

Cultura asegura en la documentación interna que pretende con esta medida elevar la calidad de la información que se da sobre el patrimonio. El problema radica en que Competencia no está de acuerdo.

Asegura en su informe que lo que se está proponiendo es una reserva de actividad a personas con titulación concreta y que ello tiene efectos relevantes sobre el mercado que pueden generar no pocos problemas posteriores reclamaciones en los juzgados.

El informe de Competencia pide expresamente que se quite ese artículo. Cultura lo ha mantenido tal y como estaba redactado en el primer borrador una vez realizada la fase de consultas.