Alumnos de Bachillerato de los centros de la Fundación Santos Mártires
Alumnos de Bachillerato de los centros de la Fundación Santos Mártires - ABC
CONTENIDO PROMOCIONADO

Idiomas y tecnología: el secreto del éxito de los Colegios Diocesanos Sansueña y Trinidad de Córdoba

El porcentaje de aprobados de los alumnos de Bachillerato de estos centros de la Fundación Santos Mártires en la prueba de Selectividad de 2018 fue del 100%

CÓRDOBA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La etapa de Bachillerato es un momento determinante en la vida de cualquier estudiante y el momento de tomar grandes decisiones enfocadas a su futuro académico, profesional y personal. La Fundación Diocesana Santos Mártires cuenta en Córdoba con dos centros que imparten Bachillerato, Sansueña y Trinidad, en las modalidades de Ciencias, que a su vez da la posibilidad de escoger entre el itinerario de CC. De la Salud o el Tecnológico, o el Bachillerato de Humanidades, con itinerario de CC. Sociales y el de Humanidades.

«Nuestros bachilleratos ofrecen una educación de calidad, con seguimiento personalizado, enfocada para afrontar con éxito el examen de Selectividad y obtener los mejores resultados, que les permitirán acceder al grado universitario que tanto desean», afirman desde la Fundación. De hecho, el porcentaje de aprobados en la prueba de Selectividad de 2018 fue del 100%. Para ello sus centros cuentan con las últimas tecnologías aplicadas a la enseñanza: pizarras digitales y proyectores interactivos digitales, aula de Informática, laboratorios, etc. Además, la Fundación Diocesana tiene su propia academia de idiomas (W!N), integrada por expertos en la preparación de exámenes para conseguir las titulaciones oficiales de Cambridge.

Sus proyectos educativos innovadores y actuales dan respuesta a los desafíos que presenta la educación de hoy en día: Escuela de Emprendimiento Social, Erasmus +, programas internacionales, proyecto de vida saludable para comedores Mr. Lettuce, programa de educación afectivosexual Teen STAR, talleres de padres, etc.

La gran diferencia respecto a otros centros es que es que «los alumnos de la FDSM son, además, personas de futuro, abiertas al mundo a través del aprendizaje de idiomas, del emprendimiento social y del manejo de la tecnología; consecuentes con la oportunidad recibida de manos de sus padres y responsables en sacar el máximo provecho a su formación. Son, como no podría ser de otra manera con los valores recibidos, optimistas, ambiciosos y generosos», subrayan.

No en vano, en su búsqueda continua de la excelencia personal y académica, la Fundación Diocesana Santos Mártiresbeca a sus mejores expedientes.

Y para rentabilizar su esfuerzo y dibujar su futuro con pulso firme, los estudiantes cuentan con jornadas de orientación académica, que los acercan a la realidad universitaria y a su futuro como profesionales. Asimismo, el Gabinete Impulsare les brinda apoyo psicológico (fundamental en esta etapa a veces tan estresante de su formación) y asesoramiento en el estudio.

Además, tanto Sansueña como Trinidad ofrecen servicios complementarios que facilitan la vida tanto de los alumnos como de sus familias, como son transporte escolar, comedor, EDD (Escuela Deportiva Diocesana) y Escuela de Música Ángelus.