AYUNTAMIENTO

El Instituto de Deportes de Córdoba busca esclarecer diez casos de quemaduras en la piscina de Santuario

Pese a lo sucedido con usuarios menores, se descartan «a priori» problemas en el agua

CórdobaActualizado:

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Córdoba informó ayer, mediante un comunicado, de que el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (Imdeco) ha requerido información y medidas a la empresa concesionaria de la piscina del Santuario en la que este pasado domingo unos diez menores sufrieron quemaduras después de bañarse en la zona infantil, y que, tras actuar dicha empresa ante la situación denunciada por las familias, los análisis efectuados descartan «a priori» problemas en el agua y la instalación funciona «con normalidad».

Según la información facilitada por la empresa, el pasado domingo el personal de enfermería de la piscina atendió a los menores y les recomendó que también acudieran a un centro sanitario. Ese mismo día se vació la piscina infantil a la vista de los hechos, extrayendo previamente una muestra de la misma para su análisis.

El lunes, sigue el comunicado, no se produjeron casos reseñables de quemaduras o reacciones en la piel, si bien el martes por la mañana se detecta el caso de un niño de 10 años con una reacción alérgica en la espalda.

También se ha trasladado al Imdeco que la empresa «realiza analíticas continuamente, prácticamente cada dos horas sobre la calidad del agua sin haber detectado ninguna disfunción ni disminución en la misma».

Ante urticarias sufridas por algunos menores usuarios y la sospecha de que se tratase de picaduras de pulgas, la gestión de la piscina ha señalado también que en la tarde del martes se personó en la instalación el técnico de la empresa MR Desinsectación Control de plagas para hacer una valoración.

Desde la empresa se ha informado asimismo de que «se ha dado parte a control de plagas de Sadeco [empresa municipal de limpieza]», con el fin de que pueda actuar en el perímetro exterior donde se sospecha que está el foco de los insectos.

Cabe recordar que la piscina del Santuario tiene un aforo un domingo de 1.500 personas y que cualquier tarde puede haber entre 800 y 1000 bañistas.