Rafaela Valenzuela, este 5 de diciembre en la Subdelegación del Gobierno
Rafaela Valenzuela, este 5 de diciembre en la Subdelegación del Gobierno - RAFAEL CARMONA
POLÍTICA

Los jardines en los que se ha metido Rafaela Valenzuela desde que es subdelegada del Gobierno en Córdoba

La política, que gestionó temas de Cultura sin aspavientos, llegó a su nuevo cargo con una estrindencia que ahora repite

CÓRDOBAActualizado:

La política hace a la gente aguerrida. Hasta a los espíritus más moderados. Uno de los casos más claros en Córdoba es el de la subdelegada del Gobierno desde junio de 2018, Rafaela Valenzuela, que hasta ese momento había pasado por el mundo de las responsabilidades públicas sin dar un ruido

Doctora en Literatura Contemporánea por la Universidad de Córdoba ( UCO), Valenzuela ocupó dos cargos de importancia antes que la Subdelegación del Gobierno: el de delegada de Cultura de la Junta en Córdoba y el de Directora General del Libro. En ambos casos su gestión estuvo marcada por la normalidad y la ausencia de momentos tensos.

Polémicas

Pero fue poner un pie en la Subdelegación y todo cambió. Nada más hacerse cargo de su responsabilidad pronució una frase que la colocó de inmediato en el disparadero: «Desde la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa es evidente que respiramos mejor», dijo.

Ahora, con los inesperados resultados de las elecciones autonómicas en Andalucía, Valenzuela ha vuelto a meterse en un jardín: «Manifestarse contra el fascismo es bueno», ha señalado este martes en referencia al éxito en las urnas de Vox. «Que la gente más joven tenga conciencia de que el fascismo es algo que no puede estar en nuestro día a día y, por supuesto, marcar nada en una sociedad democrática madura, como la nuestra, tampoco es preocupante». «Para mí es una señal de buena salud», ha recalcado la subdelegada del Gobierno.