Javier Gutiérrez y Cristina Castaño, en una imagen promocional de la obra que llegará al Gran Teatro de Córdoba
Javier Gutiérrez y Cristina Castaño, en una imagen promocional de la obra que llegará al Gran Teatro de Córdoba - Sergio Herrera
CULTURA

Javier Gutiérrez y Cristina Castaño proponen al Gran Teatro de Córdoba un thriller de lo cómico a lo absurdo

Protagonizan «¿Quién es el señor Schmitt?», una obra en la que el público debe poner el final

CórdobaActualizado:

Dos actores de prestigio, uno de ellos con gran éxito en el mundo del cine y los dos caras conocidas de la televisión, están al frente de la obra que se puede ver este fin de semana en el Gran Teatro de Córdoba. Javier Gutiérrez y Cristina Castaño encabezan el reparto de «¿Quién es el señor Schmitt?», de Sébastien Thyéri, dirigida y adaptada por Sergio Peris-Mancheta, que se verá en la sala de Gran Capitán en las noches del viernes 15 y el sábado 16, en ambos casos a las 20.30. El reparto se completa con Armando Buika, Xabier Murúa y Quique Fernández.

Se trata de una pieza en la que la comedia se convierte en un thriller de suspense, para terminar acariciando el drama e incluso, finalmente, la tragedia. El señor y la señora Carnero, interpretados por Javier Gutiérrez y Cristina Castaño cenan tranquilamente en su casa cuando, de pronto, suena el teléfono. Sería una escena normal en cualquer hogar, pero no en el de una familia, como los Carnero, donde no hay teléfono.

Una casa que no es suya

El misterioso interlocutor insiste en hablar con un tal señor Schmitt. Y lo que es más extraño aún, los Carnero descubren que están encerrados en una casa que no parece su casa: los cuadros han cambiado, los libros no son sus libros, la ropa de sus armarios tampoco. Esta es la situación que se plantea al espectador, y que mira cómo el pánico se apodera de todo. Sea como sea, sus responsables lo advierten: se trata de una obra que, desde su comienzo, no busca cerrar la historia, sino que el público le ponga su propio final, porque la implicación del espectador tiene que ser fundamental para dotarla de un sentido.

Al interés de la pieza, obra de uno de los autores franceses más aclamados se añade el de los actores y actrices encargados de llevarlo a la escena. Javier Gutiérrez se ha consagrado a las órdenes de directores como Alberto Rodríguez, con cuya película «La isla mínima» ganó un goya, y también participó en la reciente «Campeones». Cristina Casaño ha visitado el Gran Teatro ya en varias ocasiones, tanto en obras dramáticas como en el aclamado musical «Cabaret», uno de los que han cosechado mayor entrada en los últimos años en la sala de gran Capitán.