Manuel Jesús Cid en una entrevista con ABC
Manuel Jesús Cid en una entrevista con ABC - Raúl Doblado
TRIBUNALES

Un Juzgado de Posadas investiga a El Cid por un presunto delito de coacciones y amenazas

El caso está relacionado con un suceso ocurrido en Almodóvar del Río en la finca del empresario taurino Antonio Sanz

CórdobaActualizado:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Posadas ha citado en calidad de investigado al torero Manuel Jesús Cid Salas «El Cid» y a Pedro Domínguez Delgado por un presunto delito de coacciones y amenazas. Ambos tendrán que declarar el próximo día 22 de julio lunes en dicho juzgado, según consta en la pertinente providencia judicial.

Según ha podido saber ABC, la citación está relacionada con el suceso que ocurrió el pasado día 3 de febrero de este mismo año en la finca La Cigarra, propiedad del empresario taurino cordobés Antonio Sanz, situada en el término municipal del Almodóvar del Río, cuando un grupo de cinco personas —algunos de ellos con amplios antecedentes policiales— se personaron en la finca para intentar cobrar una presunta deuda.

En esos momento, en la vivienda se encontraba la compañera del empresario, la cual, presa del pánico al ver a dichas personas en una actitud algo más que desafiante y amenazante, pidió auxilio a gritos e incluso llamó a la Guardia Civil, que se personó algo más tarde en el lugar de los hechos.

Según los hechos en su día publicados por este periódico, Sanz se encontraba en la parte baja de la finca, se alarmó y rápidamente se personó en la vivienda encontrándose al grupo de personas. Ante tal situación, y según relató el abogado del empresario, su defendido hizo unos disparos al aire con un rifle de caza para intentar persuadir a las personas que se habían presentado en su finca para cobrar una posible deuda, y una esquirla de bala rebotada fue a impactar en uno de los hombres, que quedó herido de gravedad y fue trasladado al hospital, donde fue intervenido quirúrgicamente de urgencia.

De las declaraciones que se producirán y las diferentes pruebas recopiladas se deberá esclarecer cuál es la vinculación directa de Manuel Jesús Cid con los hechos. Por otro lado, la defensa del empresario taurino, solicitará la libre absolución de su defendido, al entender que no hubo intención de herir a nadie y que los disparos fueron al aire a modo intimidatorio.

Este periódico intentó ayer sin éxito contactar con los abogados de ambas partes para que ofrecieran algún detalle más sobre el proceso abierto.