Dos furgonetas de la Guardia Civil acceden a los juzgados de Peñarroya
Dos furgonetas de la Guardia Civil acceden a los juzgados de Peñarroya - ARCHIVO
Tribunales

Juzgados con aire acondicionado a media jornada

El sindicato STAJ denuncia un calor «asfixiante» en las sedes de Montoro y Peñarroya al apagarse la refrigeración a las tres

CórdobaActualizado:

El Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) ha denunciado el «asfixiante» calor que sufren algunos funcionarios judiciales cordobeses en determinadas horas en los juzgados de Montoro y Peñarroya-Pueblonuevo. Desde dicho sindicato se recordó que ya en 2013 se advirtió de esta situación y quedó plasmada en un informe para el Consejo General del Poder Judicial. «Desde entonces, parches y parches, quejas y más quejas año tras año, y el problema no se ha solucionado. Muchas promesas por parte de la Delegación Provincial de Justicia y ninguna solución», censuró.

El STAJ explicó que hay sedes judiciales en las que el aire acondicionado está programado para que funcione a determinadas horas -se entiende que como medida de ahorro-, pero no puede activarse de manera externa cuando, por ejemplo, los funcionarios deben trabajar fuera del habitual horario de oficina.

El sindicato puso como ejemplo lo acontecido a los trabajadores del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montoro que el pasado 10 de julio fueron a prestar servicio de Guardia desde las 18.45 horas hasta las 21.30. «Como el sistema de aire acondicionado está programado para que no funcione desde las 15.00 a las 8.00 del día siguiente, parecía que esta sede judicial había pedido traslado al Juzgado Central del mismísimo infierno, ya que hasta la fecha no hay un sistema para que la refrigeración se pueda poner en marcha en caso de extrema necesidad», detalló.

Imposible trabajar

Este sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia agregó que no se puede trabajar con 40 grados. Además, hizo hincapié en el malestar de los ciudadanos, que expresaban sus quejas continuamente por tener que soportar un calor «asfixiante», y a los que había que hacer entrar «casi por la fuerza», pues «daba la sensación de que se estaba mejor en la calle», explicó el sindicato con cierta sorna.

Las otras sedes judiciales afectadas son el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 y el Servicio Común de Notificaciones y Embargos (SECO) de Peñarroya-Pueblonuevo. Aparte de tener el mismo problema que el de Montoro, andan a vueltas con el aire acondicionado en general -también en invierno- desde el año 2013. Según los testimonios de los trabajadores recogidos por el STAJ, el personal de mantenimiento dice que no se instalará una máquina de aire acondicionado nueva.