Concurrrido ambiente el domingo en las mesas electorales del colegio Colón
Concurrrido ambiente el domingo en las mesas electorales del colegio Colón - Valerio Merino
ELECCIONES GENERALES

Sur, Levante y Fuensanta, los reinos que Cs asaltó en la batalla del centro derecha de Córdoba

La fuerza naranja adelanta al PP en esos tres distritos y Vox muerde fuerte a los populares en sus feudos del Norte y Centro

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las elecciones dejan un novedoso escenario en la ciudad de Córdoba, a cuatro semanas de las municipales. Muestra vapuleado a un PP que en las anteriores generales (junio de 2016) se paseó y que, ya en descenso, retuvo el primer puesto en las autonómicas de diciembre, con Cs y PSOE acechándole.

Fueron los socialistas los que vencieron el 28-A en un clima de alza de la participación -cinco puntos más que en las anteriores generales-, con 50.643 papeletas (26,1%). El PP se desplomó a la segunda posición, con 39.514 votos (32.329 menos que hace casi tres años) y reduciendo su poder de convocatoria al 20,4% frente al 39,8% de 2016. Su hundimiento es de tal dimensión y el avance de Cs tan fuerte que la fuerza naranja le da el «sorpasso» en tres populosos distritos: Levante; Fuensanta -incluye también Santuario o Cañero- y Sur, lo que no pasó en la anterior cita con las urnas en busca de presidente del país. Y Vox también le resta voto, incluso muerde con fuerza en feudos tradicionales de los populares: Norte y Centro Comercial. Éste es el escenario que deja la batalla del centro derecha.

123
  1. PP: caídas de más del 39%

    El alcaldable del PP sigue la noche electoral en un salón del Córdoba Center
    El alcaldable del PP sigue la noche electoral en un salón del Córdoba Center - V. Merino

    En los diez distritos censales en los que se divide la ciudad de Córdoba, el PP tuvo caídas respecto a las anteriores generales. Los descensos siempre superaron el 39%. Los más duros retrocesos los sufrió en el arco este de la capital, área tradicionalmente de izquierdas, pero que los populares han pintado de azul en la historia reciente. Sin ir más lejos, lograron en 2016 el triunfo en esos dos distritos, los formados por, por un lado, Fátima, Levante o la Viñuela, y, por otro, por Fuensanta, Santuario o Cañero.

    Respecto a hace casi tres años sus apoyos se redujeron en ambas áreas en torno a un 49% y el PP perdió el primer puesto, a manos de los socialistas.

    Otra caída fortísima experimentaron en la zona Sur: descenso del 48,6%, aunque, en este caso, no perdieron la primera posición porque ése fue el único distrito en que no ganaron en 2016.

    Con bajada, pero sí mantuvieron feudos tradicionales. Así vencieron en los dos distritos en los que se divide el Norte -pesa la presencia del Brillante, a caballo entre ambos, la Arruzafilla o Arroyo del Moro, barrios de alto nivel económico- o en el Centro comercial -los barrios del corazón de la capital y el Casco ponen pocos votos en liza-.

    Sí se quedó sin un bastión importante al perder el enclave conformado por Ciudad Jardín, Vistalegre o Parque Cruz Conde, a manos de los socialistas.

  2. Cs: empieza a adelantar al PP

    La alcaldable de Cs felicita al congresista por Córdoba que revalidó su acta
    La alcaldable de Cs felicita al congresista por Córdoba que revalidó su acta - V. Merino

    El símbolo más claro de su auge se halla en los tres distritos en los que le da el «sorpasso» al PP y se convierte en la referencia del centro derecha. Son los populosos enclaves de Levante (incluye también Fátima o la Viñuela); Fuensanta (abarca, además, Santuario o Cañero) y el Sur. Eso sí, en ninguno de ellos logra alzarse con el triunfo. Su mejor resultado es la segunda plaza que logra en Levante, con el 21% de los votos.

    Ahora bien, esa hubiera sido la guinda para una espectacular evolución. Respecto a la generales de 2016, disparó su apoyo en todos los distritos, incluidos feudos del PP. En los bastiones populares, destaca especialmente el fuerte crecimiento que la fuerza naranja experimenta en el heterogéneo distrito formado por parte del Brillante, Arroyo del Moro o Arruzafilla, pero también por barrios muy deprimidos socioeconómicamente (Palmeras, Moreras o Margaritas, marcados por la alta abstención). El aumento fue del 47,4%.

  3. Vox: en el Centro, ya son segundos

    El alcaldable de Vox (primero por la izquierda), en la noche electoral de su partido
    El alcaldable de Vox (primero por la izquierda), en la noche electoral de su partido - R. C.

    Del crecimiento meteórico de Vox en la capital da idea una sola comparación entre las dos últimas generales: de 384 papeletas se propulsó a 29.114.

    Eso implica subidas vertiginosas en todos los distritos, aunque hay algunas especialmente significativos. Su mejor clasificación la logra en el Centro comercial, un enclave con pocos votantes pero muy simbólico.

    En este feudo del PP, como se ha reseñado, volvieron a ganar los populares (1.511 papeletas, con una caída del 42%), pero por detrás, saliendo de la nada respecto al escenario de hace casi tres años, están los de Abascal, con 929 votos frente a los 19 de 2016.

    Sus otros dos mejores puestos los logra en los distritos en los que se divide el Norte, bastiones de los populares donde se ve bien el mordisco que les pega Vox. En ambos, se sitúan en cuarta posición, logrando un 17% de apoyos en el enclave formado por Santa Rosa, Valdeolleros, parte del Brillante o Naranjo y un 17,9% en el integrado por el resto del Brillante, Arruzafilla, Arroyo del Moro, Moreras o Margaritas.