Jornaleros trabajan en un olivar
Jornaleros trabajan en un olivar - ABC
AGRICULTURA

Más producción y precios más bajos: la cosecha de olivar en Córdoba supera el ecuador

La demora con la que empezó la campaña se compensa con una meteorología sin lluvias que ha permitido trabajar

CÓRDOBAActualizado:

Aunque comenzó con cierto retraso con respecto a las fechas habituales, la campaña olivarera 2018-2019 ya se ha completado en más de un 50 por ciento. La buena noticia es que la recogida de la aceituna en las plantaciones está discurriendo con normalidad y con bastante rapidez debido a la falta de lluvias en diciembre y en lo que va de enero, un fenómeno que ya está empezando a causar cierta preocupación entre los agricultores, sobre todo de cara a la próxima temporada. Sin embargo, lo que de verdad quita el sueño a los productores es la situación de los precios, bastante más bajos que el año pasado.

El último informe de la Agencia de Información y Control Alimentarios actualizado al 30 de noviembre revela que la molturación de aceite de oliva había alcanzado en Córdoba las 29.757 toneladas, una cifra muy corta si se tiene en cuenta que el aforo que presentó la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en octubre situaba la producción final en 280.006 toneladas, un 10 por ciento más que la campaña anterior. Esto se debe a la demora con la que se inició la recolección. El sector confía en que los datos de diciembre ayudarán a tener una mejor perspectiva de cómo va la temporada.

Asaja recomienda a los productores no vender por debajo de los 2,73 euros por kilo ya que dará pérdidas

La responsable del departamento técnico de Asaja en Córdoba, Consuelo Ariza, indicó a ABC que la recogida de la aceituna se retrasó porque el fruto estaba verde y con bajos rendimientos, una circunstancia que no ha terminado de mejorar en las semanas siguientes, «lo que nos hace pensar que es posible que finalmente no se llegue a cumplir las previsiones de producción de la Junta». En este sentido, explicó que los rendimientos alcanzaron un 14 por ciento en noviembre, lejos del 19 por ciento que estimaba para esas fechas la Administración autonómica.

Según afirmó esta dirigente de la patronal agraria, el olivo necesita ahora que llueve, ya que «en muchas zonas la aceituna precisa de mayor humedad porque continúa poco madura, lo que se suma su arrugamiento debido al frío». A su juicio, la campaña va muy rápido por la escasez de precipitaciones, por lo que podría concluir en febrero. Por su parte, el presidente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de Priego de Córdoba, Francisco Serrano, calificó de «anómala» la campaña debido a la demora con la que comenzó la recolección y la celeridad con la que se está desarrollando desde el mes pasado.

Cotización baja

La caída del precio en origen del aceite de oliva se ha convertido en el gran quebradero de cabeza del sector. La cotización del virgen extra se situaba la semana pasada en los 2,68 euros por kilo, un 27,3 por ciento menos que hace un año cuando se alcanzaban los 3,69 euros, mientras que en relación al inicio de la campaña la bajada llega a algo más de un 11 por ciento. El también máximo responsable de Almazaras de la Subbética reconoció que «hay mucha preocupación» entre los agricultores por esta situación, «sobre todo en zonas de olivar de pendiente, como es el caso de la nuestra, al no poder, incluso, llegar a cubrir los costes». Este directivo reclamó más campañas de promoción y fomentar la cultura ligada a este cultivo tal y como ocurre en Italia. «Son muchas las familias que dependen del aceite de oliva», recordó Serrano.

El presidente provincial de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Rafael Sánchez de Puerta, no espera que se registren más bajadas de las cotizaciones. «España es necesaria para cubrir la menor producción mundial de aceite que se prevé este año, por lo que confiamos en que el mercado nacional se recupere y consigamos un nuevo récord de exportación», aseguró. Eso sí, mostró su inquietud por la falta de lluvias de las últimas semanas de cara a sus posibles efectos negativos de cara en la próxima temporada. Por su parte, la representante de Asaja consideró que el abaratamiento del zumo de aceituna es consecuencia de las buenas previsiones de cosecha por las precipitaciones de la pasada primavera.