Turistas en una de las visitas nocturnas a Medina Azahara de este año
Turistas en una de las visitas nocturnas a Medina Azahara de este año - VALERIO MERINO
Cultura y turismo

Medina Azahara dispara sus visitas dos meses después de ser declarada Patrimonio de la Humanidad

En lo que va de año, con 163.539 personas, ya ha superado el total de visitantes de 2012 y de 2013

CórdobaActualizado:

Se cumplen dos meses desde que Medina Azahara obtuvo el prestigioso reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad. Y ese título ha desatado su tirón entre los turistas. Según las cifras facilitadas ayer por la Delegación de Turismo y Cultura de la Junta, en agosto, la cifra de quienes disfrutaron de este monumento se disparó un 133%: de 10.387 se saltó a 24.224. Son 13.837 más.

Y se venía de un julio -el reconocimiento de la Unesco llegó el día 1 de ese mes- en el que el estirón del atractivo de la ciudad palatina había sido aún mayor. Contabilizó 20.486 visitas frente a 6.207 en idéntico mes de 2017. Eso implica una subida del 230%.

Con los datos acumulados, se comprueba que Medina Azahara camina hacia un ejercicio que se saldará con un balance nítidamente positivo. En los ocho primeros meses de 2018, las personas que disfrutaron del yacimiento se situaron en las 163.539. Son 46.244 más que en el mismo periodo de 2017. Eso implica un estirón del 39,4%.

«Datos espectaculares»

De la potencia de atracción que tiene el título de Patrimonio de la Humanidad da idea el que la cifra alcanzada ya supera a la que se registró en todo 2012 (157.371) y 2013 (162.969).

El delegado de Cultura y Turismo de la Junta, Francisco Alcalde, señaló en declaraciones a ABC que se sienten «totalmente satisfechos» por las cifras de julio y agosto. «Los datos son, como se puede apreciar, espectaculares, debido fundamentalmente al efecto llamada, al tirón, que está produciendo su declaración como Patrimonio Mundial», añadió. Estos niveles de visitas, ahondó, van en la línea que se marcaron desde la Junta de «poner aún mucho más en valor este monumento y, por supuesto, que sirva como un reclamo para el turismo, de manera que a ver, si de una vez, subimos el nivel de pernoctaciones y reducimos la estacionalidad del turismo».

«Las visitas nocturnas a Medina Azahara, que son novedad, aportan también su granito de arena», finalizó Alcalde.