Medina Azahara
Medina Azahara - Valerio Merino
Pretérito imperfecto

Medina Azahara, a media luz

Llegamos al año primero después de la Unesco con la misma sensación de claroscuros en la «Ciudad que Brilla»

CórdobaActualizado:

Medina Azahara sigue, un año después de ser ungida por la Unesco, en la tierra paria de la indefinición y las promesas incumplidas. Expoliada en el curso de la historia y aparcada en el presente del interés político. El PSOE usó de forma ordinaria aquellos días de vino y rosas como un plató de propaganda. Cuando los socialistas sacan la liturgia del poder son como matrioshkas de cargos, carguitos y carguetes desfilando en alineación horizontal o formación vertical. Escenificando la conquista al modo medieval. Un «photocall» de paseos e instantáneas para la nada. Su vicio empedernido de tomar posesión del patrimonio público y el subconsciente cortijero les llevó