Un joven pasa junto a la Casa de los Burogs, situada frente a la plaza del Museo Arqueológico
Un joven pasa junto a la Casa de los Burogs, situada frente a la plaza del Museo Arqueológico - Valerio Merino
AYUNTAMIENTO

Mercer desiste de su cinco estrellas en la Casa de los Burgos y culpa a la Gerencia de Urbanismo de Córdoba

Anuncia que lo aparca hasta que «cambie el gobierno local» o gane un litigio judicial en el que pedirá «daños y perjuicios»

CórdobaActualizado:

La compañía hotelera catalana Mercer, dedicada a los alojamientos de alto standing, desiste del cinco estrellas de lujo que tiene previsto en Córdoba, previa reforma de la Casa de los Burgos. No lo acometerá hasta que cambie el gobierno local o hasta que los tribunales le den la razón.

Toma esta decisión porqueno acepta la última modificación que le ha exigido la Gerencia de Urbanismo, que dirige el edil Pedro García (IU), tras tres años tramitando la licencia y tras haber logrado ya el pasado mandato que se aprobara la modificación de la ficha del Plan Especial del Casco para que en el citado inmueble se pudiera hacer un alojamiento.

El director general y dueño de Mercer Hoteles, Pedro Molina, señaló ayer a ABC que «he desestimado hacerlo hasta que cambie el gobierno local o presentemos un contencioso judicial en defensa de nuestros intereses». Se llega así a un inquietante «stand by» en un proyecto que empezó a gestarse en 2005 cuando esta compañía se hizo con este edificio modernista del siglo XIX situado en el entorno del Arqueológico. Molina sostuvo que, si no acometen este alojamiento de alto standing, es «por culpa de Urbanismo, por una decisión municipal».

El motivo de que renuncien por ahora a acometer el hotel es que «la última propuesta suya es que haga una pensión y yo no hago eso; hago hoteles de lujo». Sostuvo que, después de haber cambiado la ficha del Plan del Casco, de haberse aprobado eso por unaniminidad por el Pleno, de haber aceptado reducir las habitaciones de 18 a 12, de «llevar tres años esperando» la licencia, «la última propuesta de Urbanismo es que convierta un cinco estrellas en una pensión y no estoy dispuesto a hacerlo».

El encontronazo se ha debido a que le exigen en la Gerencia por «tonterías» que lleve a la planta baja una serie de servicios técnicos (máquinas, aire acondicionado o sistema de agua caliente) que iban en el sótano. Pero, en dicha planta baja, es donde está previsto que vayan el restaurante, el bar o la cocina, así como la recepción.

El dueño de Mercer Hoteles asegura que la última propuesta de Urbanismo es que haga «una pensión y yo no hago eso; hago hoteles de lujo»

El planteamiento de Urbanismo, denuncia el dueño de la cadena Mercer, es que es «suficiente» con que la citada planta de entrada sirva para el acceso de clientes y tenga un ascensor y, «si quedaba algún espacio», lo podrían aprovechar para otros usos, como el de restaurante. Pero es que, como recuerda Molina, para tener la categoría de cinco estrellas, es necesario tener «bar, cocina y restaurante».

«Nada más que encontramos obstáculos»

Sostuvo que «lo más lamentable» de la situación en la que se está viendo envuelto el proyecto es que «está aprobado en el Pleno la implantación de un hotel ahí con unas condiciones». Eso sucedió el pasado mandato, con los populares en la Alcaldía, aunque la modificación de la ficha del Plan del Casco de la Casa de los Burgos se acordó por unanimidad.

«Con el cambio de gobierno municipal y en Urbanismo, nada más que nos encontramos obstáculos», lamentó el dueño de la cadena Mercer.

Pese a la parada en la que entra el proyecto, cuando fue interrogado por las posibilidades de retomarlo con un gobierno de otro signo, fue tajante: «Seguro que sí». Eso sí, sentarse a esperar un cambio de piloto en el gobierno municipal no es lo único que hará esta compañía hotelera. Molina reconoce que sigue interesado en este alojamiento e intentará lograr su ejecución a través de los juzgados.

Están esperando a que les denieguen oficialmente la licencia -hasta ahora ha habido una comunicación verbal de que no se le concederá en los términos en los que la solicita Mercer- para «ir a los tribunales, planteando un contencioso en el que solicitaremos daños y perjuicios, lucro cesante y todo lo que haya que reclamar para que la ley se cumpla». «Si no me dan la licencia conforme a lo que solicité en su día y a lo que me aprobaron en el Pleno, el judicial es el único camino que me dejan», afirmó rotundo.