Miguel Ríos, que actúa en el Festival de la Guitarra de Córdoba, durante una entrevista reciente
Miguel Ríos, que actúa en el Festival de la Guitarra de Córdoba, durante una entrevista reciente - Ángel de Antonio
FESTIVAL DE LA GUITARRA

Miguel Ríos: «La fusión del rock y la orquesta provoca nuevas emociones para viejas canciones»

El músico granadino llega al Teatro de la Axerquía de Córdoba con sus temas de siempre vestidos a lo sinfónico

CórdobaActualizado:

Pionero del rock en España, siempre con acento andaluz, este sábado llega Miguel Ríos al Teatro de la Axerquía en una versión novedosa para él. «Symphonic Ríos» es el título de un espectáculo que recorre España. Será el cierre del Festival.

La idea de cantar con una orquesta no es nueva. Sin embargo, en otros se ha visto que la orquesta les condiciona. Con usted parece que la orquesta suena a rock. ¿Les ha contagiado su ritmo y su swing?

El rock mezcla bien con el sonido sinfónico. Hay muchos precedentes, desde The Who hasta Metálica. Creo que esta naturalidad interpretativa se da porque los músicos de tradición clásica son, cada vez, más jóvenes y polivalentes.

¿Qué tiene un violín que no tenga una guitarra eléctrica?

Si los dos están amplificados hay similitudes sorprendentes. Ahí está Ara Malikian para demostrarlo. Pero en lo sinfónico es el número lo que hace que el sonido sea inigualable. Cuando hacíamos rock sinfónico en los setenta, la idea era conseguir ese sonido por medios electrónicos. Ahora es la fusión de las dos disciplinas las que provocan nuevas emociones para viejas canciones.

Amagó hace unos años con retirarse, pero felizmente le vemos todavía en los escenarios, y el público parece feliz. ¿Es difícil dejarlo notando tanta expectación cuando usted canta?

Es evidente que cuando no has hecho otra cosa en tu vida que satisfacer una vocación, dejarlo es difícil. No obstante mi actividad se ha reducido. Hicimos la reunión de «El gusto es nuestro» y ahora el «Symphonic Ríos». Ahora estoy trabajando en temas que reflejan mi realidad biológica y la deriva social. Menos energía, pero más pozo emocional.

«Cuando no has hecho otra cosa en tu vida que satisfacer una vocación, dejarlo es difícil»

Le hemos visto solo, en cuarteto, junto a otros artistas y ahora con orquesta. ¿La experimentación y la novedad son cruciales para un músico?

Es, cuando menos, una forma de vestir tus canciones y tus mensajes, con la coloratura emocional que provocan los cambios. Unos arreglos como los van ha sonar en el concierto del sábado, hacen que los temas tengan una nueva vida.

Ha visto pasar muchas etapas de la música. Desde los pioneros hasta una cierta edad de oro y luego a este tiempo en que es tan difícil vender un disco. ¿Vivimos una época tan difícil como parece para la música?

Es el signo de los tiempos. Pero como decía Machado, «todo pasa y todo queda». Lo que para unos es difícil, para los que vienen, al ser la reglas del juego las que son, es lo que hay. Lo importante es que la creación no se pare.

Dice «El Blues del autobús» que cierto equipo de música nunca suena igual. ¿Es la base del directo, que cada noche sea diferente?

Probablemente sea el principio de incertidumbre el que mantiene la magia incuestionable que sucede cuando la gente se reúne para celebrar algo. Desde el fuego de campamento al rayo láser.