La primera ministra británica, Theresa May
La primera ministra británica, Theresa May - AFP
DESDE SIMBLIA

Lo mismo de siempre

Los británicos han puesto el grito en el cielo cuando en una nota a pie de página dice que Gibraltar es una colonia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Al menos desde comienzos de siglo XVIII, cuando en la paz de Utrecht, la que puso fin a nuestra Guerra de Sucesión -repito lo de Sucesión que no de Secesión como pretenden quienes están falsificando la historia- los británicos han venido siempre imponiendo sus criterios. Lo han conseguido siempre en la firma de los tratados por los que se ponía fin a un conflicto bélico o a un desacuerdo. Lo que se firmaba siempre iba en beneficio de sus intereses. En Utrecht, además de quedarse con Gibraltar y Menorca, obtuvieron el llamado Navío de Permiso, que les permitía introducir quinientas toneladas cada año de productos salidos de sus talleres en los mercados el imperio español.

Utilizaron dicho «Navío»