Jaime Loring, en una calle de Córdoba, durante una entrevista con ABC en 2015
Jaime Loring, en una calle de Córdoba, durante una entrevista con ABC en 2015 - Valerio Merino
OBITUARIO

Muere Jaime Loring, impulsor de ETEA y luchador por las libertades y contra la pobreza en Córdoba

El sacerdote jesuita, un referente en la sociedad, ha muerto a los 89 años

CórdobaActualizado:

Su larga vida se dedicó al compromiso evangélico con los más pobres y con el desarrollo económico social, y así se le reconoce en la hora de su muerte. El sacerdote jesuita Jaime Loring Miró, madrileño de nacimiento pero residente en Córdoba desde 1962, ha fallecido este viernes en Málaga a los 89 años de edad. Residía en la ciudad desde hace dos años para tratarse de una dolencia pulmonar que ahora ha terminado con su vida.

Jaime Loring, formado como economista además de como sacerdote, llegó a Córdoba en 1962, y en la ciudad desarrolló una gran labor. Su nombre está asociado en primer lugar a la fundación de ETEA, que impulsó en 1963, y de la que fue director en dos periodos distintos, además de profesor de Teoría Económica. Perteneció al Círculo Cultural Juan XXIII, que a partir de la década de 1960 lideró la lucha contra el franquismo y la libertad en Córdoba, y que lo hizo desde raíces cristianas.

Allí coincidió con otras personas de parecido perfil como Rafael Sarazá y desarrolló una amplia actividad social que, unida a la pastoral como sacerdote, se basó en la lucha contra la pobreza y las desigualdades. A partir de 1979 comenzó a trabajar por la mejora de la situación en muchos lugares de América Latina. Estuvo en Argentina durante la dictadura militar de Videla y después en Nicaragua, ya en la época de la revolución sandinista.

Desde 1979 realizó muchos proyectos con sus hermanos jesuitas en El Salvador

Allí conoció a otro jesuita, Ignacio Ellacuría, que lo invitó a El Salvador, donde la Compañía de Jesús hizo una intensa labor de mejora de las condiciones de los pobres. En 1989 ese sacerdote fue asesinado junto a otros compañeros, pero Jaime Loring siempre colaboró con la Universidad Centroamericana de San Salvador, con la que realizó Planes de Cooperación al Desarrollo. Visitó el país muy a menudo, incluso a edad avanzada. Su punto de vista siempre fue muy crítico con el capitalismo y en lo económico su posición era propia de personas de izquierdas. «El dinero contgra dinero es cien veces más que que el dinero contra bienes y servicios», se lamentaba en una entrevista.

En 1994 recibió la Medalla de Oro de Córdoba y se le nombró Hijo Adoptivo. También tuvo en su momento la Medalla de Oro de Andalucía. En sus últimos años fue además presidente de la organización Iemakaie, que traajó con mujeres víctimas de las mafias de prostitución, psicodeficientes, niños con problemas psicomotrices y toxicómanos. Este domingo a las 13.15, en la iglesia de la Compañía de Jesús en El Palo (Málaga) se realizará el funeral. Todavía está por confirmar, pero probablemente el martes se haga una misa en la colegiata de San Hipólito de Córdoba, donde ejerció su ministerio sacerdotal.