Una mujer junto a la tienda de campaña en un camping
Una mujer junto a la tienda de campaña en un camping - Oscar del Pozo
TRIBUNALES

Una mujer se enfrenta a 8 años de cárcel por intentar matar a su pareja sexual en un camping de Córdoba

Le asestó dos cuchilladas en el brazo y en el cuello que pusieron en riesgo su vida

CÓRDOBAActualizado:

La Audiencia Provincial de Córdoba juzga desde el miércoles a una mujer de 43 años acusada de intentar matar a un hombre con el mantenía relaciones sexuales esporádicas. La Fiscalía la acusa de un delito de homicidio en grado de tentativa y solicita para la encartada ocho años de prisión.

La calificación provisional del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso ABC, recoge que la procesada mantenía una relación de amistad con la víctima y el día 3 de abril de 2015, cuando se encontraba junto a él en una zona de acampada en la zona norte de la provincia, la acusada gritó a la víctima que se iba a autolesionar con un cuchillo de sierra de 10 centímetros que se hallaba en la mesa de camping.

Una vez lo cogió, la acusada le dijo que le iba a denunciar, al tiempo que le asestó un corte en el antebrazo izquierdo y seguidamente, mientras el hombre se sujetaba con la mano derecha el corte tapándoselo, la procesada le asestó otra puñalada en el cuello muy próxima a la arteria carótida, y con afectación a los músculos del cuello, a consecuencia de la cual el hombre cayó al suelo.

Fue entonces cuando la acusada se colocó sobre él de rodillas al tiempo que le amenazaba de muerte durante tres minutos, hasta que la víctima consiguió zafarse y pedir ayuda a un grupo de personas que se encontraban en esta zona de acampada. Sin embargo, la acusada logró, antes de que él llegara a este grupo, propinarle otras cuatro puñaladas más en la ingle, en la cadera, en la región lumbar y en su brazo derecho.

La víctima tardó más de 143 días en curarse y le quedaron secuelas de movilidad en mano y brazo. Según los informes policiales, la herida que recibió en el cuello supuso un evidente riesgo para la vida del hombre. La Fiscalía solicita para la encartada, además de una pena de ocho años de prisión, el alejamiento de la víctima durante diez años una vez que sea excarcelada.