Pasar el rato

A la nanita nana

El vocabulario de taberna en los políticos debería estar sancionado económicamente

José Javier Amorós
Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Andoni Ortúzar es un hombre grande y gordo como un buey independentista vasco. Un hombre que se desborda por su silueta. Un hombre diseñado por la naturaleza para el deporte de arrastre. Preside el PNV, un negocio que fundó Sabino Arana. Por dentro es igual que por fuera, a juzgar por los resultados de su sistema de pensamiento, con un cerebro grasiento y pesado como un buey independentista vasco. Una fotografía despiadada lo mostraba hace unos días en tierras alavesas, con el puño en alto y sonriente, mientras decía cosas como éstas: «Luego querrán que los vascos se sientan españoles. ¡Ni por el forro!». Y también: «Euskadi es la leche». El

José Javier AmorósJosé Javier AmorósArticulista de OpiniónJosé Javier Amorós