El armazón de las gafas del busto de Antonio Gómez Aguilar está roto
El armazón de las gafas del busto de Antonio Gómez Aguilar está roto - R. C. M.
EN LA VICTORIA

Nuevo ataque vandálico a la escultura de Gómez Aguilar

Belmonte denuncia que han roto la armadura de las gafas y recomienda crear un departamento para conservar monumentos

CórdobaActualizado:

El monumento al párroco Antonio Gómez Aguilar ha sido víctima de un acto vandálico, uno más de los muchos que se están registrando en la ciudad, muy numerosos además en el caso de los que guardan relación con la Iglesia católica –como es el caso-. Según ha explicado a ABC el autor del busto, José Manuel Belmonte, el armazón de las gafas está roto. El escultor ha lamentado los hechos y recomendado la creación de un departamento municipal que se ocupe de la conservación de los monumentos, «del mismo modo que existe otro de mobiliario urbano».

No es la primera vez que se registra un episodio de vandalismo en efigies. Así, los más sonados han sido los perpetrados contra el Cristo de los Faroles y las manos de Manolete. A estos dos hay que sumarle las pintadas realizadas al monumento a Juan de Mesa, que aún persisten. Esta pieza también corresponde a Belmonte, quien recientemente ha denunciado la mala praxis de la limpieza municipal en sus esculturas en Colón.

El busto del párroco Antonio Gómez Aguilar, situado entre el barrio de la Trinidad y la avenida de la Victoria, es una de las obras más recientes de la ciudad y ya se han producido ataques con pintadas contra él en. al menos, dos ocasiones anteriores. Fue inaugurado en 2015 y está realizado en bronce y mármol. Los gastos de su ejecución fueron sufragados por los feligreses de la parroquia de San Juan y todos los Santos (Trinidad). El sacerdote fue párroco de este templo y estuvo muy relacionado con las hermandades erigidas canónicamente en este templo.