Un fumador en un bar - ÁNGEL DE ANTONIO
Tribunales

El padre de Córdoba que perdió la custodia de sus hijos por fumar puede recuperarla si lo deja

La primera sentencia no escuchó los argumentos de la madre sobre esta queja

CórdobaActualizado:

El hombre que perdió la custodia de sus hijos de diez y trece años por fumar ante ellos podrá pedir que le devuelvan las anteriores compartidas con su exexposa por una vía bastante expeditiva. Tendrá que dejar de fumar y acreditarlo así ante el tribunal por medio de las certificaciones correspondientes.

Así lo reconoce la abogada de la madre de los menores, Carmen Ramírez Fernández, quien asegura a ABC que esta posibilidad es real, y aunque la relación entre los progenitores no era buena, si dejase esta adicción tan fuerte al tabaco podría volver a solicitar la custodia compartida de los hijos.

La polémica sentencia es firme y contra ella no cabe recurso algo. Por el momento, desde el pasado mes de octubre en que el que la Audiencia otorgaba a la madre la custodia de los menores revocando el régimen compartido que habían mantenido desde el divorcio litigioso en 2017, las visitas semanales y estivales se están cumpliendo, asegura la representante de la progenitora.

Esta letrada de la asesoría Platicor recuerda que «el exponer los niños al humo del tabaco por parte de su padre» fue el motivo que alegaron desde su primera demanda ante el Juzgado para el divorcio, aunque la jueza de primera Instancia no lo tomara en cuenta, y otorgara la custodia compartida y la casa familiar para ambos progenitores que tenían que ceder al otro semanalmente la vivienda para que sus hijos permanecieran en la misma vivienda familiar.

Fue en la denominada «exploración judicial» que es una prueba testimonial a los menores que realiza el juez sin la presencia de las partes, ni los progenitores, cuando los menores «espontáneamente», según la sentencia, relataron al magistrado en qué ambiente irrespirable por el humo del tabaco vivían cuando su padre estaba en casa. Esta testifical fue decisiva, según esta letrada, para que el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia adoptara esta medida, revocando la custodia compartida que le había sido concedida en primera instancia.

La sentencia fue tomada «con mucha alegría y tranquilidad» por parte de la madre, pero no tanto del padre, aunque de momento, no ha podido determinarse si ha cambiado o no sus hábitos. El padre deberá pasar una pensión de manutención de 150 euros para cada uno de sus hijos, pudiendo estar con ellos fines de semana alternos, dos tardes a la semana y la mitad de las vacaciones.