Concentración de padres y madres de los alumnos del centro
Concentración de padres y madres de los alumnos del centro - ABC
FUENTE PALMERA

Los padres de un colegio de Fuente Palmera (Córdoba) barajan no llevar a sus hijos por temor a derrumbes

El colegio Antonio Gala recibió la visita de los técnicos de Educación tras el desprendimiento de la fachada

CÓRDOBAActualizado:

La preocupación de padres de alumnos del Colegio de Educación Infantil y Primara Antonio Gala de Fuente Palmera va en aumento ante los daños en la estructura del edificio, los desprendimientos y, sobre todo, la ausencia de noticias por parte de la delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía para su arreglo. Por ello, han iniciado una campaña de movilización para la ejecución de los trabajos que afiancen la seguridad del colegio.

«Vamos a dar a la Junta un plazo de un mes y si no hay cambios no llevaremos a nuestros hijos al centro». Así lo anunció la presidenta del AMPA, Marisa Fernández, quien señaló que los padres «no tenemos ninguna garantía por escrito de que el colegio reúne las condiciones de seguridad y que nuestros hijos no corren ningún riesgo».

Partes del techo que se caen, rejas de ventanas sueltas, barandillas de escaleras que se vienen abajo... Esta es la situación del colegio que el pasado julio recibió la visita de los técnicos de la Delegación de Educación ante el desprendimiento de parte de la fachada. En esa inspección salió a relucir que el centro, que no tiene ni diez años de antigüedad, «se construyó malamente, el terreno se mueve y provoca grietas y desperfectos», indicó Fernández.

En vista de que la Junta no movía ficha tras la conclusión del informe, los padres mantuvieron el pasado octubre un encuentro con el delegado de Educación, Antonio José López, donde «nos pidió que confiáramos en él, pero se negó a darnos una garantía por escrito», señaló la presidenta del AMPA.