Pruebas de iluminación del plenario del Palacio de Congresos de Córdoba
Pruebas de iluminación del plenario del Palacio de Congresos de Córdoba - ABC
ENORME DEMORA

El Palacio de Congresos de Córdoba estará listo para abrirse en octubre, tras cinco años de cierre

El consejero de Empleo sostuvo que habían finalizado los trabajos, pero siguen: resta montar un gran ventanal y los asientos

Actualizado:

Fue en noviembre de 2013 cuando el Palacio de Congresos de Córdoba acogió su último gran evento. Ahora se prepara para reabrir, ampliado y modernizado, casi cinco años después: en octubre. Se reactivará con un descomunal retraso. Su ampliación debía haber estado a finales de 2014, pero una contienda económica entre la Administración regional y la adjudicataria la demoró, provocando un serio perjuicio al potencial de Córdoba para acoger turismo de negocios.

El delegado de Empleo y Comercio, Manuel Carmona, reiteró ayer que «la primera gran fecha con funcionamiento» del inmueble será Biocórdoba, a primeros de octubre. Dio por hecho su celebración en el remozado y modernizado inmueble de Torrijos y aseguró que a la obra le quedan «los últimos flecos», contradeciendo así a su jefe, el consejero del ramo, Javier Carnero, que la pasada semana las dio por finiquitadas. Y los «flecos» son de tamaño: montar un gran ventanal y colocar los asientos del plenario.

A preguntas de la prensa, sostuvo que «Biocórdoba está confirmada. Viene al Palacio». Incidía así en la intención ya mostrada en marzo por la Junta de que la Feria de Agroalimentación Ecológica protagonice su reapertura.

De hecho, la Agencia de Gestión Agraria de la Junta tiene en licitación el concurso para el desarrollo de esta muestra. Sus pliegos explican qué albergará el remodelado inmueble de Torrijos. Los días 4 y 5 de octubre -el evento se alargará hasta el 6 con actividades que tendrán lugar fuera de este espacio- acogerá el foro técnico, los encuentros comerciales y las acciones gastronómicas paralelas de la feria.

Carmona avanzó que «no sé si podremos hacer un ensayo general [previo a Biocórdoba] con otro evento que anda llamando a la puerta». Tras un proyecto tan accidentado y demorado, intentó vender optimismo: «Empiezan a llegar posibles usuarios que preguntan ya por el Palacio de Congresos».

El delegado de Empleo y Comercio trató de rectificar suavemente a su jefe, el consejero del ramo, Javier Carnero, quien la pasada semana aseguró que el compromiso de la Junta era acabar las obras en junio y que eso se había logrado. Carmona, que en febrero facilitó el verano como horizonte de apertura -activarlo con Biocórdoba supondria un par de semanas de demora-, sostuvo que los trabajos tienen «una ejecución altísima y están casi terminados». Aseguró que «las obras estarán finalizadas para el estío» y que faltan los «últimos flecos».

El factor del cernícalo

Ahora bien, son de dimensión y llegan con contratiempo. Lo primero que resta por hacer es cubrir, con un cerramiento de cristal, el nuevo enorme ventanal habilitado en el salón plenario, que permitirá ver la muralla. Esas tareas, indicó Carmona, están «condicionadas al momento en que Medio Ambiente [Junta] nos dé el permiso para retirar la pasarela que protege al cernícalo primilla». «Eso nos condicionará un poco», admitió. Cifró el posible impacto temporal «en 15 ó 20 días».

Para poder montar los asientos del plenario, es necesario, ahondó, que éste se encuentre ya totalmente cerrado -que se haga previamente el acristalamiento del gran ventanal-, para que la humedad no afecte a la madera que se colocará y bajo la que se podrán ocultar las sillas. Estas dos son las actuaciones fundamentales que restan, dijo el delegado de Empleo y Comercio.

Carmona se refirió, además, al concurso que lanzará en breve la Junta para que una firma privada explote el Palacio de Congresos. Sostuvo que trabajan con el escenario de tener un adjudicatario para «finales de septiembre o primeros de octubre». «La primera gran fecha del Palacio es Biocórdoba, a principios de octubre», recalcó. En las preguntas de la prensa no salió a colación la tercera fase del proyecto.

En menos de cuatro meses, el inmueble de Torrijos echará a andar con 900 plazas, tras una inversión que rondará los 5,3 millones. La última etapa de la ampliación durará 18 meses -hasta ahora la Junta sólo ha mostrado sin más su intención de que, cuando acaben las obras actuales, arranquen, sin parón, las que faltan- y costará unos 3,7 millones. Actuará sobre espacios que supondrán otras 616 plazas. El remozado Palacio de Congresossuperará levemente las 1.500 plazas frente a las 1.240 que tenía antes de la reforma.