Acuarela y tinta

La Palma, 3

El artista Manuel Cachinero habita esta casa en el barrio de San Pedro

CórdobaActualizado:

Muy cerca de la Basílica Menor de San Pedro está la que fuera casa Trillo Figueroa, que data del siglo XVIII. Por el número 3 de la calle La Palma accedemos a la antigua entrada de carruajes de este bello palacete en pleno Casco Histórico. Ya desde la calle, más allá del antiguo escudo de armas de la familia sobre piedra, llama la atención la buganvilla fresa que envuelve el fondo superior del patio. Todo en esta entrada invita a cruzar el zaguán y pasar a ver.

Macizos de hortensias de todos los colores, todo tipo de geranios, pendientes de la reina, rosales, plantas aromáticas, un limonero, un mandarino, arriates y fuente. De todo hay en el patio y por todo pasamos hasta llegar al taller de Manuel Cachinero Madueño, artista plástico, propietario de la casa desde hace cuarenta años y cuidador dedicado del patio. Entre flores y macetas, descubrimos algunas de sus obras perfectamente integradas en el entorno vegetal del que es prioritario. Hasta el canalón dragón vigila discreto que nada quite protagonismo a las plantas, que es su momento. También la fuente nos habla del artista que habita la casa. Nos cuenta Manuel que el Jardín Botánico nombra algunas plantas con los nombres de los cuidadores y enseña con satisfacción el geranio Cachinero, justo a la puerta del taller, florecido en tonos rosados y violetas y cuya planta está coronada con una de las obras del artista.

Continúan entrando visitantes, gente de todas las edades, un precioso patio accesible, donde se habla de flores, plantas y árboles en varios idiomas. Amil, que también habita la casa, atiende a todos con amable sonrisa y ganas de agradar. Él nos dio la bienvenida y despidió al marchar. Y siempre sonriendo.