Trabajos del Ayuntamiento de Córdoba en el antiguo colegio Rey Heredia
Trabajos del Ayuntamiento de Córdoba en el antiguo colegio Rey Heredia - Rafael Carmona
AYUNTAMIENTO

La patata caliente de Ciudadanos: qué hacer con el centro social Rey Heredia de Córdoba

El jueves 27 expira el acuerdo del anterior Gobierno municipal con los activisitas de izquierda

CórdobaActualizado:

En dos días exactos, el gobierno municipal de Córdoba tendrá que contestar una pregunta concreta: qué pasa con el colegio Rey Heredia. El 27 de junio -o sea, ya- acaba el convenio de cesión de cuatro años firmado por el anterior gobierno municipal con la asociación Casa de la Ciudadanía que fue el vehículo utilizado por el equipo de gobierno anterior para permitir que la Acampada Dignidad, que había ocupado el edificio, siguiera gestionando lo que entonces era un icono para la izquierda alternativa en Córdoba.

Cuatro años después cuesta pensarlo. Pero en el panorama político de la conformación del anterior gobierno de coalición, el Rey Heredia era una línea roja rojísima. Tras cuatro años de funcionamiento es una entidad social que no ha dado demasiado ruido mientras PSOE, IU y Ganemos han estado al frente de las grandes decisiones municipales.

Dos años prorrogables

El problema lo tiene encima de la mesa Ciudadanos. El acuerdo se firmó en 2016 aunque con efectos de 27 de junio de 2015. Y el acuerdo dice claramente que son dos años prorrogables por otros dos. A partir de los cuales, el acuerdo no se puede extender. El área de Gestión reconoció ayer que ellos son los responsables de decidir qué pasa ahora con el Rey Heredia y la respuesta es que hay que mirarse bien los papeles.

La cesión de edificios como el Rey Heredia está fijada en una ley andaluza de bienes públicos. Y lo que dice es que, acabado un convenio de cesión, se produce la reversión a la entidad propietaria -en este caso, el Ayuntamiento de Córdoba- en las condiciones que se fijan en el pliego. Cada convenio ha de establecer la forma en la que el Consistorio recupera el control de las instalaciones, se insiste, hasta tanto se produce un nuevo acuerdo en la modalidad que se prefiera.

En el Gobierno municipal extraña que el PSOE e IU no dejaran atado un acuerdo

El área de Gestión, con Ciudadanos al frente, puede optar por la continuidad firmando dos años más -prorrogables también- con la asociación Casa de la Ciudadanía. En el caso de que detecte que hay otras organizaciones u otros usos interesados, se podría abrir un procedimiento de competencia para entregarlo al mejor proyecto social. El actual gobierno municipal no tiene, en principio, lazos heredados de los anteriores responsables municipales que, en el peor de los escenarios, han dejado vendidos a los activistas del Rey Heredia. Eso es lo que extraña en el gobierno municipal: que ni siquiera se tenga constancia de negociaciones técnicas o de un acuerdo rubricado que vincule a la siguiente corporación teniendo en cuenta que los socios de gobierno del PSOE siempre apretaban en los asuntos de interés para su parroquia.