Protesta en 2014 de trabajadores de Pérez Giménez ante el Juzgado de lo Mercantil
Protesta en 2014 de trabajadores de Pérez Giménez ante el Juzgado de lo Mercantil - Archivo
TRIBUNALES

CTA pide al juez que no dé más oportunidades a Globalaeronautic sobre Pérez Giménez

El lunes tendría que iniciarse un nuevo proceso de subasta que durará hasta el próximo día 4 de julio

CórdobaActualizado:

El sindicato CTA insistió ayer que el Juzgado de los Mercantil número 1 de Córdoba no puede conceder nuevos plazos Globalaeronautic para la entrega del aval de casi 10 millones de euros que le permitiría adquirir los laboratorios Pérez Giménez, en Almodóvar del Río, después de que la empresa haya solicitado una prórroga de dos semanas más.

«El plazo de dos años acaba hoy [por ayer] y pensamos que ha sido tiempo suficiente como para demostrar su interés real en la compra de la farmacéutica», señaló el secretario general del sindicato en Córdoba, Francisco Moro, quien consideró que tras esta «falta de seriedad» por parte de la firma «el juez ha de continuar con el proceso que incluye la presentación de 600.000 euros de aval más el sobre cerrado con la oferta de compra, aunque desconocemos todavía si se han presentado o no empresas».

Nuevo proceso, el lunes

Por su parte, Pilar Riaño, que en su día fue la delegada sindical de CTA en los Laboratorios Pérez Giménez, consideró necesario que el juez Antonio Fuentes Bujalance marque su propia hoja de ruta a seguir, después de haberle concedido a Globalaeronautic un nuevo plazo hasta ayer para aportar el aval y firmar definitivamente la escritura de compraventa. En caso contrario, el próximo lunes, día 27 de junio, se abriría una nueva subasta para su venta al mejor postor que durará hasta el 4 de julio. Luego, el día 15 de ese mismo mes será el magistrado quien decida sobre el nuevo adjudicatario que salga.

Lo peor que podría pasar y que iría «por completo en contra de los intereses de los acreedores y de los antiguos trabajadores, que esperan ser recontratados y cobrar una parte de las nóminas e indemnizaciones que se les adeudan», en palabras de Moro, es que se llevara a cabo una venta por lotes, en lugar de venderse de forma global.