Lance del juego en el Alcalde Miguel Salas
Lance del juego en el Alcalde Miguel Salas - M. G.
BALONMANO

Un gol postrero del Bada Huesca impide la primera victoria del Ángel Ximénez en casa (20-20)

Los pontanos dilatan el conocimiento de su primera victoria en su feudo, logrando el segundo empate del ejercicio frente al sexto clasificado

Puente GenilActualizado:

El Ángel Ximénez AVIA Puente Genil dilata el conocimiento de su primera victoria en su feudo y ha logrado el segundo empate del ejercicio frente al Bada Huesca –sexto clasificado- (20-20). Sendos tantos, en los últimos segundos, de David Jiménez y Filipe Mota, consolidaron el empate.

Julián Ruiz incrustó en su siete original a Víctor Alonso, último fichaje del cuadro pontanés. Chispi y Almeida conformaron, junto al lateral zurdo asturiano, un triángulo defensivo que, en la fase inicial, sosegó a un desnortado ataque del Bada Huesca.

Únicamente tres goles removieron el electrónico en los primeros diez minutos –ocho al agotar un cuarto de hora- y las tenues ventajas del cuadro de Nolasco nacían de la ascendente fiabilidad del portero Jorge Gómez. Los siete metros causaron los estremecimientos primigenios en las redes.

En un ecosistema de inestabilidad mutua y persistente concesión de facilidades al adversario, el flujo más constante de aciertos de la escuadra oscense le reportó sucesivas superioridades en el tanteo. El Bada Huesca carburaba con más precisión en los procedimientos calmados y elaborados. Al imprimir celeridad a sus operaciones, incurría invariablemente en imprecisiones y pérdidas alarmantes.

Sendas dianas de Nicolás Bonanno y Adriá Pérez, al convertir un contragolpe, aumentaron a tres unidades la distancia, máxima renta registrada en el primer capítulo (1-4, minuto 11).

Un parcial de 3-0, obrado, fundamentalmente, por David Jiménez –máximo artillero local con cinco tantos- y Juan Castro, cancelaron el desnivel y reflotó la equidad (4-4, min. 14). La recuperación de la homogeneidad estabilizó al Ángel Ximénez, tolerando, sólidamente, las exclusiones de Sergio Barro y Gaby Chaparro. Otro pronunciamiento prolongado del Bada Huesca propició un doble avance (5-7, min. 18), desencadenando el primer tiempo muerto solicitado por Julián Ruiz.

El técnico del Ángel Ximénez ordenó el relevó en la portería y Adrián Lombes incrementó la eficacia en el arco aportada por Álvaro de Hita. La consistencia en la zaga contagió vibraciones positivas a la colectividad y un último gol de Leo Almeida instauró el empate (10-10, min. 29) antes de que los colegiados decretaran el intermedio.

Una diagonal imparable de Xavi Túa, desde la orilla izquierda, provocaba la primera autoridad transitoria del Ángel Ximénez en el marcador (10-11, min. 31). El extremo catalán, a continuación de un error ofensivo del Bada Huesca, repitió secuencia y dobló el crédito (13-11, min. 34).

Julián Ruiz transformó la primera línea, conjuntando a Mario Porras, David Jiménez y Juanlu Moyano, consiguiendo dotar al plantel de versatilidad, creatividad y numerosas alternativas. En coyunturas inquietantes, los de Nolasco, exhibían solvencia y movilidad en el sector ofensivo, comandados por Enrique Camas y Bonanno.

Sendos obuses de Bonanno y Zungri y las intervenciones certeras de Jorge Gómez ante Xavi Túa, así como los lanzamientos infructuosos de Juanlu Moyano y David Jiménez motivaron un requiebro en el guion, invirtiéndose el dominio (15-16, min. 45).

En un lapso decadente del Ángel Ximénez, Adriá Pérez subió otro peldaño para su equipo mientras la producción ofensiva local permanecía obstruida. Ni siquiera las exclusiones de Bonanno, Marco Mira y Gonzalo Carró perturbaron al Bada Huesca y, ante esta tesitura, descontó otro tiempo muerto Julián Ruiz.

El Ángel Ximénez intensificó el ímpetu y la fortaleza en labores defensivas –de nuevo con De Hita protegiendo el arco- y recortó un tanto en el déficit (17-18, min. 50). Rudovic, recurso último de Ruiz, restituyó la consonancia (18-18, min. 53) y Nolasco decidió detener el encuentro. Una paridad alargada hasta el término del choque.