Bellido observa en febrero de 2018 las firmas recogidas pidiendo que no se eliminaran algunas calles
Bellido observa en febrero de 2018 las firmas recogidas pidiendo que no se eliminaran algunas calles - V. Merino
CAMBIOS EN EL CALLEJERO POR LA MEMORIA HISTÓRICA

El PP de Córdoba, del error que mantiene Cronista Rey Díaz: «Este gobierno es tan sectario como inútil»

Asegura que al PSOE le «preocupa» poner los nuevos rótulos de las calles antes de las elecciones de mayo

CórdobaActualizado:

El alcaldable del PP y portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, abordó ayer la última polémica interna en el cogobierno. El enfrentamiento se ha producido por el cambio de placasen las 15 calles que van a modificar su nombre en aplicación de la normativa sobre Memoria Histórica, al considerarlas vestigios franquistas. Mientras IU no oculta su deseo de que las nuevas rotulaciones se pongan ya -se han puesto dos-, el PSOE tiene sus ritmos. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, dijo ayer que se colocarán de forma «paulatina», si bien anteriormente el edil de Movilidad, el socialista Andrés Pino y respondable de la Concejalía que debe poner las nuevas placas, había apuntado a no seguir con los cambios.

A juicio de Bellido, este enfrentamiento de IU y PSOE evidencia que «cada uno maneja sus ritmos electorales, a su conveniencia». «IU achucha pues cree que le rentan electoralmente para las municipales esos cambios y al PSOE le preocupa hacerlo antes de las elecciones de mayo». Eso sí, Bellido advirtió de que, una vez pasen los comicios, si Ambrosio sigue en la Alcaldía, ejecutará los cambios en el callejero. «Hoy es: “so” y mañana: “arre”».

Además, también se refirió a la noticia adelantada por ABC, por la que el Ayuntamiento no podrá cambiar por ahora el nombre de una de las calles afectadas por este proceso, la de Cronista Rey Díaz. Su familia presentó ante el Ayuntamiento un recurso de reposición contra el cambio de denominación de esta vía y no hubo respuesta en el plazo fijado, con lo que por silencio administrativo la modificación queda bloqueada. La citada familia también ha acudido al juzgado y no se podrá sustituir su placa hasta que éste se pronuncie.

Indicó que el caso de Cronista Rey Díaz refleja que este gobierno municipal es «tan sectario como inútil políticamente». Lo primero, porque ésta es una de las vías que el PP defiende que no deben eliminarse del callejero, y lo segundo porque «son incapaces de contestar a un recurso de reposición, y el acuerdo ha quedado suspendido».

Hay que recordar que el PP recogió más de 8.200 firmas reivindicando que no se cambiaran algunas de las calles que el Ayuntamiento decidió sacar del nomenclátor. Era el caso de la ya citada, pero también de Cruz Conde, Conde de Vallellano o la plaza de Cañero.